Se desinfla El Buen Fin; ventas sólo crecieron 10% este año

Ofertas en una tienda departamental de la Ciudad de México. Foto: Miguel Dimayuga Ofertas en una tienda departamental de la Ciudad de México. Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, DF (apro).- Pese al adelanto de aguinaldos a burócratas, la participación de más tiendas y las presuntas ofertas, las ventas no se dispararon en la quinta edición de El Buen Fin.

Al contrario, los ingresos que las tiendas participantes obtuvieron entre el 13 y el 16 de noviembre pasados ascendió a 80 mil 700 millones de dólares, que significan un crecimiento de 10% respecto de la edición del año pasado, informó el secretario de Economía (SE), Ildefonso Guajardo.

Dicha cifra también significa que el crecimiento de las ganancias obtenidas son las más bajas en el lustro de existencia de El Buen Fin, que según el gobierno busca reactivar la economía fomentando el consumo pero sobre todo mejorar la calidad de vida de las familias mexicanas.

En 2012 las ventas alcanzaron su punto máximo al elevarse 41%, en el 2013 se redujeron 16%, en 2014 solamente se expandieron 14% mientras que en el presente año lograron crecer 10% ante el débil comportamiento del mercado interno que no acaba de despegar.

Según el titular de la SE, de los 80 mil 700 millones ingresados por empresas de diferentes giros, en particular de las departamentales, 32.4 millones de pesos fueron en efectivo, 23.2 millones de pesos con tarjetas de crédito, 17.7 millones de pesos con débito y 7.2 millones de pesos con tarjetas departamentales.

Guajardo precisó que participaron 61 mil 438 empresas, 20% más que en 2014, mientras que la mayoría de las compras fueron bienes duraderos como ropa y calzado (34.7%), el 20% fue de electrónicos y el 18% de artículos para el hogar.

Además de las bajas ventas hace un par de semanas la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) se percató que muchos establecimientos no respetaron los precios exhibidos, no entregaron notas o comprobantes, no exhibieron precios a la vista del consumidor y no respetaron promociones u ofertas anunciadas.

Además aplicaron cargos y redondeos sin consentimiento, condicionaron la venta o el servicio y usaron publicidad engañosa.

Según cifras preliminares, la Profeco resolvió quejas equivalentes a un millón 636 mil pesos a favor de los consumidores y concilió en 650 de las 861 quejas y denuncias presentadas por irregularidades a la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) y Normas Oficiales Mexicanas (NOM).

Las empresas con más denuncias fueron las grandes tiendas y principales organizadores de El Buen Fin como Walmart, Soriana, Liverpool, Chedraui, Sam’s Club, Elektra, Coppel y Sears, entre otras, todas ellas pertenecientes a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD).

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More