Padrés tramita nuevo amparo por el caso de su exama de llaves

HERMOSILLO, Son. (apro).- El exgobernador Guillermo Padrés Elías tramitó un nuevo recurso de amparo para acceder a la averiguación previa que integra la Procuraduría General de Justicia (PGJ) sobre el caso de quien fuera su ama de llaves, Gisela Peraza, quien cumplió una condena de más de cuatro años sin que se le comprobara su culpabilidad y que aún sigue en la cárcel.

El pasado 3 de noviembre, el exmandatario sonorense fue denunciado penalmente junto con otros 20 exfuncionarios de primer nivel por los delitos de tortura, abuso de autoridad, tráfico de influencias y asociación delictuosa en perjuicio de Peraza.

A raíz de esa acusación, esta mañana –en el pabellón femenil del Centro de Readaptación Social (Cereso) I, en esta capital– se realizó la reconstrucción de los hechos y la exempleada de la familia Padrés Dagnino afirmó fue golpeada, ultrajada y amenazada por instrucciones directas del exgobernador de Sonora, quien la acusó de hurtar 450 mil pesos en efectivo y 150 mil en joyas de la Casa de Gobierno, la noche de 13 de marzo de 2011.

El abogado defensor, Juan Antonio Ortega, aseguró que la PGJ fue notificada de la solicitud de amparo del exgobernador Padrés, quien –añadió–pretende conocer los detalles del caso para diseñar su defensa y evitar comparecer ante la justicia.

“Padrés se amparó y quiere a través de sus apoderados legales que se le dé una copia del expediente, cosa que no debe hacerse. Él ahora es un ciudadano común y corriente que tiene que sujetarse a lo que marca la ley”, subrayó el litigante.

Mientras tanto, en las instalaciones penitenciarias la demandante dijo a los peritos que fue encarcelada ilegalmente por varios meses en una celda de castigo (hoyo), golpeada sin parar por un par de internas, y por orden de Padrés sometida a castigos para que aceptara un millón de pesos para que cambiara de residencia a Mexicali, Baja California.

El pasado 4 de junio, Eloísa Villa Luna acusó al gobernador Guillermo Padrés de “sembrar” droga en la celda de su hija Gisela, un día antes de purgar una condena de cuatro años.

“El gobernador es responsable de lo que le pase a mi hija, yo no le tengo miedo, que salga y me dé la cara, porque mi hija no robó y él se ensaña con ella”, dijo la madre de familia.

Comentarios

Load More