La empresa alemana Carl Walther GmbH también vendió armas ilegales a México

La página web de la empresa de armas Heckler & Koch. La página web de la empresa de armas Heckler & Koch.

Berlín (apro).- La empresa Heckler & Koch (H&K) no fue la única que violó la prohibición del gobierno alemán de exportar armas a regiones prohibidas en México por la violencia que se vive en ellas, también su competencia, Carl Walther GmbH, vendió un lote de armas al país en 2007, parte del cual llegó directamente a Jalisco y Chihuahua, dos de las cuatro entidades mexicanas vetadas por el propio gobierno europeo.

Lo anterior se desprende de una investigación realizada por el diario ‘Tageszeitung’ (TAZ), que asegura posee los documentos en los que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) de México reconoce que cuando menos 191 pistolas Carl Walther P22 fueron exportadas a Jalisco y a otros estados que tampoco se encontraban en la lista que la autoridad alemana autorizó expresamente para dicha venta.

De acuerdo con el TAZ, en febrero de 2007 el Consejo Federal de Seguridad alemán autorizó a la productora de armas alemana Carl Walther GmbH la venta a México de pistolas y piezas de repuesto por un valor de 1.5 millones de euros (aproximadamente 27 millones de pesos al tipo de cambio actual).

Dicha autorización se logró porque, según vendedor y comprador (la Sedena), el destino del lote serían los estados de Puebla, Aguascalientes y México.

Sin embargo, no fue así. La propia Sedena habría informado al TAZ que de las seis mil 262 pistolas importadas desde Alemania, 555 fueron a dar a otros estados no considerados dentro de la autorización, entre ellos Durango, además de Jalisco y Chihuahua.

Desde 2005 el Ministerio del Exterior alemán vetó a los estados de Guerrero, Chiapas, Chihuahua y Jalisco para recibir armas de exportación alemana por ser regiones violentas del país, donde además se violan los derechos humanos.

Y al igual que en el caso de la firma H&K, cuyos fusiles G-36 han sido ubicados en Guerrero a través de amplias investigaciones del periodista experto en el tema Wolf-Dieter Vogel, la responsabilidad sobre la presencia en Jalisco y Chihuahua de las pistolas Carl Walther es incierta.

Se desconoce si fue la empresa alemana o la Sedena quienes desacataron la condición de no enviar armas a esos estados.

La autoridad mexicana habría declarado al diario que su contraparte alemana nunca informó sobre restricciones de ningún tipo para el caso de las armas de Carl Walther.

Las exportaciones de este fabricante de armas alemán ya han estado en el banquillo de los acusados en juzgados de este país. En 2014, por ejemplo, el abogado Holger Rothbauer presentó una demanda en contra de la armadora, cuya sede se ubica en la sureña ciudad de Ulm, por haber exportado de manera ilegal pistolas tipo P99 y P22 a Colombia.

Comentarios

Load More