Maestros chiapanecos liberan a policías a cambio de sus compañeros detenidos

TAPACHULA, Chis. (apro).- Luego de tomar como rehenes a un policía federal, dos estatales y dos presuntos agentes infiltrados en su movimiento, maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) los liberaron a cambio del regreso de sus seis compañeros detenidos ayer durante una manifestación.

Adelfo Gómez Alejandro, secretario general de la Sección 7 del SNTE, adherida a la CNTE, explicó que la liberación de los uniformados retenidos hacia el mediodía fue acordada tras reunirse con dirigentes de la Asamblea Democrática de la Sección 40 adherida a la CNTE y representantes de los gobiernos federal y estatal.

El líder sindical agregó que después de que sean revisados por un médico, los maestros Alexander Lázaro Vicente, Óscar Oliver Espinoza Arguello, Eduardo de Jesús Bolaños Nangusé, Jorge Luis Guzmán Siú, Faustino Gómez Hernández y Luber Lauro López Domínguez serán llevados a la asamblea estatal para que expongan el testimonio de su aprehensión y digan si sufrieron abusos policiacos.

Junto con los uniformados, los maestros también entregaron las pertenencias de los policías sustraídas de los camiones durante el enfrentamiento que tuvieron horas antes.

La toma de policías como rehenes comenzó hacia el mediodía de este miércoles. Fue la segunda jornada consecutiva de enfrentamientos entre policías federales y los manifestantes que rechazan la evaluación de los profesores como parte de la reforma educativa.

Alrededor de 50 mil docentes, según cifras del magisterio, iniciaron una marcha rumbo a la plaza central de esta capital. La movilización pretendía pasar por una calle donde estaba su propio campamento, por lo que desviaron su ruta a una avenida paralela. Al pasar junto al Hotel Safari, donde se hospedan cientos de policías federales enviados para resguardar la aplicación del examen, comenzó la trifulca.

Los uniformados salieron con escudos antimotines. Los maestros les lanzaron palos y piedras y ellos respondieron con bombas de gas lacrimógeno.

Como eran minoría, los policías fueron replegados, situación que aprovecharon los manifestantes para destruir uno de sus camiones y romper los vidrios de cuatro más.

Los profesores saquearon uno de los vehículos. Se llevaron maletas personales de los federales, además de equipo antimotín, como cascos, chalecos antibalas, máscaras antigas, rodilleras, coderas, pecheras, y fornituras–. Incluso sacaron granadas de gas lacrimógeno y cientos de cajas de cartuchos útiles.

En ese choque fue cuando tomaron a uno de los policías y, junto con el arsenal, se lo llevaron a la plaza central para exhibirlo públicamente. Estaba amarrado con las manos hacia atrás, descalzo y con la cabeza cubierta con una playera.

Más tarde fueron llevados al mismo lugar dos mujeres policías estatales quienes, dijeron, sólo salieron “a comprar pollo para comer”, pues estaban de guardia en un edificio público gubernamental de la plaza central. Posteriormente fueron detenidos dos presuntos agentes policiacos infiltrados en el plantón, según versiones de los propios docentes.

Adelfo Gómez informó que esta noche iniciará la sesión Plenaria de la CNTE para determinar las acciones que realizarán durante las próximas horas, luego de que se informó que las evaluaciones pendientes se realizarán hasta enero de 2016.

Comentarios