Kirchner se despide: “Me dolió, no nos merecíamos algo así”

MÉXICO, DF (apro).- Cristina Fernández de Kirchner se despidió hoy de la presidencia de Argentina ante una multitud reunida en la Plaza de Mayo con un discurso en el que criticó el fallo judicial que la obligó a dejar el poder la medianoche de este miércoles.

“La verdad que he visto muchas medidas cautelares, contra la ley de medios, contra decretos del poder ejecutivo pero en mi vida pensé que iba a ver un presidente cautelar durante 12 horas en mi país”, declaró ante la multitud que se reunió para despedirla, informó el diario argentino El Clarín.

Fernández censuró las “persecuciones y hostigamientos permanentes” del que llamó “partido judicial” y afirmó que con el gobierno entrante todos los argentinos estarán “un poco en libertad condicional”.

“Miren que no puedo hablar mucho porque a las 12:00 me convierto en calabaza”, bromeó ante decenas de seguidores que coreaban: “Oh, Macri sos cagón” y “procesado”, en referencia a la causa que afrontó el exjefe de gobierno porteño por escuchas ilegales.

Cristina confesó que le habría gustado poder entregar los atributos del mando ante la Asamblea Legislativa donde, recordó, fue legisladora nacional desde 1995. “Me dolió, no nos merecíamos algo así”, dijo ya casi con la voz entrecortada.

Luego envió un mensaje al gobierno que llega:

“A quienes asumen por imperio de la voluntad popular quiero decirles que yo espero y le pido a Dios que dentro de cuatro años quien tiene la responsabilidad de conducir los destinos de la patria pueda decir frente a una plaza como ésta que también puede mirarlos a los ojos”.

Cristina destacó que lo más grande que le ha dado al pueblo argentino es el empoderamiento popular, de las libertades y de los derechos.

“Gracias por tanta felicidad, por tanto amor, siempre voy a estar junto a ustedes”, concluyó entre miles de pedacitos de papel lanzados con máquinas sobre la plaza y mientras su nuera Rocío García, su nieto y su hijo Máximo se acercaban para abrazarla.

Fernández de Kirchner deja un país con entre 12 y 14 millones de personas en la pobreza, una economía estancada desde hace cuatro años y casi sin reservas en el Banco Central, aunque según destacó en su discurso la desocupación está en su punto más bajo, el 5.4%.

Mauricio Macri llega a la presidencia argentina impulsado por la alianza Cambiemos, una formación política que reúne a su partido, Propuesta Republicana (PRO), la Unión Cívica Radical (UCR) y otros partidos menores. Su triunfo en la segunda vuelta electoral del 22 de noviembre, frente al candidato oficialista Daniel Scioli, pone fin a 12 años de kirchnerismo.

Macri no contará con mayoría propia ni en la Cámara de Diputados ni en la de Senadores. Deberá lidiar con gobiernos opositores en la gran mayoría de las provincias.

Comentarios

Load More