Delegación Benito Juárez: El paraíso de impunidad del PAN

MÉXICO, DF (apro).- La diatriba por dinero entre el alto funcionario Luis Vizcaíno Carmona y la empresa Asdeporte es sólo un escándalo más en la delegación Benito Juárez, gobernada prácticamente durante dos décadas por el Partido Acción Nacional (PAN), cuyo sello es ya la corrupción, la impunidad y la ineptitud.

Controlada por el grupúsculo que encabeza el diputado Jorge Romero Herrera, coordinador de los diputados locales del PAN –cuya estructura en la capital también domina–, la delegación que él mismo gobernó los más recientes tres años es prolífica en conductas como de que se le atribuye a Vizcaíno.

Aunque el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, ya ordenó investigar el caso a la Comisión Anticorrupción encabezada por Luis Felipe Bravo Mena, se ve remoto que proceda, porque los allegados a Romero fueron operadores de su campaña, que inició precisamente en esa delegación.

El propio delegado, Christian von Roerich de la Isla, un incondicional de Romero, está denunciado ante la Procuraduría General de Justicia por propinar, junto con sus guaruras, una golpiza a un vecino de 61 años de edad, a quien amenazó con asesinarlo.

Pese a las pruebas que presentó Román Francisco Lázaro Tapia por la agresión de que fue víctima el 1 de febrero de 2014, el gobierno de Miguel Ángel Mancera no ha hecho nada para esclarecer los hechos que involucran a von Roerich, quien protege a numerosos funcionarios protagonistas de diversos escándalos.

Por ejemplo, el director general de Obras y Desarrollo Urbano, René Aridjis, quien tuvo el mismo cargo con Mario Palacios (2009-2012), tiene un largo historial de escándalos y ha estado sometido a procedimientos administrativos, como de inhabilitación, por no coincidir sus ingresos con su tren de vida.

Este cargo es clave y de potencial corrupción, porque se encarga de supervisar los negocios inmobiliarios que proliferan en la delegación, muchos de ellos solapados por altos funcionarios.

Otro personero del delegado von Roerich es Raúl Milla Avendaño, director de Obras y quien ocupó el cargo de director de Servicios y Mejoramiento Urbano en el trienio de Romero, quien además en una ocasión agredió y llamó “gato” a un trabajador de la delegación.

Otro ejemplo de conductas presuntamente deshonestas y prepotentes es Jorge Adolfo Ceballos Deveze, director general de Servicios Urbanos, cargo que también tuvo con Romero, a quien trabajadores del área acusan de manejos irregulares en la poda de árboles y adquisición de luminarias.

Trabajadores de limpia, entre ellos choferes y barrenderos, se quejan de que son sujetos de extorsión por parte de Javier Armenta, director de esa área, quien aduce que Jorge Ceballos le pide una cuota que, a su vez, presuntamente llega a Christian Von.

En muchas ocasiones, los actos de corrupción han sido denunciados ante las instancias del gobierno capitalino, como las que hubo desde 2012 por parte de restauranteros en contra de funcionarios de la delegación y que involucran a Romero y al también diputado local Luis Mendoza Acevedo, su brazo derecho.

Con apenas la secundaria terminada, Mendoza Acevedo, quien en agosto coordinó el arranque de la campaña de Ricardo Anaya, fue simultáneamente presidente del PAN en la delegación y secretario particular de Romero.

Su esposa, Alejandra Revilla, fue directora de Recursos Humanos de la delegación de Romero, y su hermano Víctor Mendoza Acevedo fue director de Recursos Materiales y Servicios Generales.

En la delegación trabaja como directora de Programas DIF Laura Alejandra Álvarez Soto, cónyuge del presidente del PAN, Mauricio Tabe, quien se proyecta desde ahora para ser delegado de Benito Juárez en 2018…

Comentarios

Load More