Segob oficializa la creación de la Secretaría de Cultura

MÉXICO, D.F., (apro).- La Secretaría de Gobernación (Segob) emitió hoy el decreto por el que se crea la Secretaría de Cultura.

El decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la ley de Administración Pública Federal y otras legislaciones.

Lo que hasta hoy es el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) se transforma en la Secretaría de Cultura, por lo que todos sus bienes, recursos materiales, financieros y humanos, así como documentación y archivos se transferirán a ella.

Entre las facultades y obligaciones que tendrá la Secretaría de Cultura están: elaborar y conducir la política nacional en la materia; conservar, proteger y mantener los monumentos arqueológicos, históricos y artísticos que conforman el patrimonio cultural de la nación.

Además de coordinar las acciones de las instituciones públicas sobre investigación científica relacionada con la antropología e historia; cultivo, fomento, estímulo, creación, educación profesional, artística y literaria, investigación y difusión de las Bellas Artes, las Bellas Letras en todos sus géneros y la Arquitectura, entre otras funciones.

Los institutos nacionales de Antropología e Historia (INAH) y de Bellas Artes y Literatura seguirán rigiéndose por sus respectivas leyes y demás disposiciones aplicables pero ahora dependerán de la Secretaría de Cultura y no de Educación Pública.

Radio Educación y el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México también se adscribirán a la Secretaría de Cultura y mantendrán su naturaleza jurídica.

A partir de este jueves, las menciones contenidas en leyes, reglamentos y disposiciones de cualquier naturaleza respecto del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, se entenderán referidas a la Secretaría de Cultura.

Las erogaciones que se generen con motivo de la entrada en vigor del decreto se cubrirán con cargo al presupuesto aprobado al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, así como a las entidades paraestatales y órganos administrativos desconcentrados que quedan agrupados en el sector coordinado por la Secretaría de Cultura.

Por esa razón, señala el documento, “no se autorizarán recursos adicionales para tal efecto durante el ejercicio fiscal que corresponda, sin perjuicio de aquellos recursos económicos que, en su caso, puedan destinarse a los programas o proyectos que esa dependencia del Ejecutivo Federal considere prioritarios, con cargo al presupuesto autorizado para tales efectos y en términos de las disposiciones aplicables”.

Hasta ahora el gobierno federal no ha informado quién encabezará la nueva Secretaría de Cultura, sin embargo el miércoles pasado el presidente del Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa reconoció que “sería un honor” encabezar la dependencia si lo invitan.

“Una gente que ha dedicado 30 años o más al trabajo cultural, pues obviamente estar al frente de una institución que viene a culminar un esfuerzo que durante este siglo, es muy claro que ha sido como la más crítica, que ha hecho este momento, pues será siempre un honor”, dijo Tovar y de Teresa al término de la entrega de los Premios Nacionales de Ciencias y Artes.

La creación de la Secretaría de Cultura fue cuestionada por algunos especialistas a quienes los argumentos, justificación y contenido en general de la iniciativa propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto no convenció.

Lo que más cuestionaron fue la ausencia de una razón para lanzarla pues el argumento del titular de la Secretaría de Educación Pública Aurelio Nuño, quien tenía la responsabilidad de la cultura del país en sus manos, dijo que su dependencia no se daba abasto para seguir manejando la parte cultural (Proceso 2041).

Load More