Comando ejecuta al padre de tres jóvenes desaparecidos en Guerrero

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Bernardo Carreto González, padre de tres jóvenes desaparecidos, fue interceptado por un grupo armado y ejecutado esta tarde en el municipio indígena de Chilapa de Álvarez.

El hecho se reportó cerca de las 14 horas en las inmediaciones del poblado de Tepozcuautla cuando Carreto González se dirigía a bordo de una camioneta a su casa, ubicada en la comunidad vecina de Ahuihuiyuco, indican reportes oficiales.

Enseguida, al menos cuatro sujetos armados interceptaron la unidad sobre el camino de terracería, bajaron a Bernardo Carreto y lo acribillaron frente a su familia.

La víctima es hermano del exdirector de Seguridad Pública durante la administración del exalcalde priista Francisco García González, Silvestre Carreto, quien actualmente se encuentra preso en una cárcel federal por presuntos nexos con el narco.

Bernardo Carreto se deslindó públicamente de los señalamientos contra su hermano, quien es acusado de colaborar con la banda de Los Rojos, pero la tragedia marcó a esta familia y hasta la fecha han sido objetivo de varios atentados.

En mayo pasado, Bernardo Carreto denunció ante la PGR que el grupo criminal de Los Ardillos, dirigido presuntamente por la familia del exdiputado local perredista Bernardo Ortega Jiménez, se llevó por la fuerza a sus tres hijos: Miguel, Juan y Víctor Carreto Cuevas en un retén instalado en la cabecera municipal de Chilapa y hasta la fecha no aparecen.

En ese entonces, más de 100 hombres armados señalados por el actual secretario de Seguridad Pública estatal, Pedro Almazán, como un “grupo criminal”, tomaron el control del poblado durante una semana con el respaldo del Ejército y policías federales y estatales.

Del 9 al 14 de mayo, habitantes de Chilapa denunciaron que el brazo armado de Los Ardillos desapareció a unas 14 personas durante una cacería que desató en contra de Zenén Nava Sánchez El Chaparro, ubicado por las autoridades como líder de una pandilla al servicio del grupo delictivo de Los Rojos.

Familiares de víctimas que se han organizado para denunciar los presuntos nexos de Bernardo Ortega con el narco han registrado, de 2014 a lo que va de este año, más de 57 casos de desaparición de personas y al menos 200 homicidios en este municipio indígena.

La violencia se ha recrudecido en la zona de la Montaña baja donde el director de Tránsito del municipio de Zitlala, Filiberto Corraltitlán, y cuatro jóvenes fueron ejecutados en los últimos días.

Actualmente, esta franja de la entidad conformada por los municipios indígenas de Chilapa, José Joaquín Herrera, Zitlala y Mártir de Cuilapan es disputada por sicarios al servicio de la banda de Los Rojos y Los Ardillos, quienes operan a pesar de los anuncios de operativos del Ejército y la Policía Federal (PF).

Comentarios