Consignan a dos implicados en homicidio de regidor de Tlaquepaque y su hijo

GUADALAJARA, Jal. (proceso.com.mx) Dos presuntos implicados en la ejecución del exregidor priista de Tlaquepaque, Feliciano García Fierros, y su hijo, fueron consignados por el agente del Ministerio Público al Juzgado Quinto en Materia Penal por el delito de homicidio.

Al parecer, los acusados son integrantes de una célula del crimen y fueron identificados como Camilo Alonso Padilla Méndez, de 29 años, con domicilio en la delegación de Tololotlán, en el municipio de Tonalá; y Juan Roberto Ruelas Rivera, de 26 años, vecino de San Martín de las Flores de Abajo, en Tlaquepaque.

Este último es cuñado de Juan Alejandro Ríos Méndez, detenido el pasado 17 de junio por su probable responsabilidad en la muerte de un menor de edad, y ahora, con base en la investigación, también probable participante en el homicidio del regidor y su hijo.

Ambos sujetos fueron detenidos el pasado 22 de diciembre, el primero de ellos cuando circulaba en su camioneta por la carretera a Puente Grande y Camino Real, en Tonalá, y se disponía a vender leche, mientras que a su cómplice se le aprehendió cerca de su domicilio.

De acuerdo con la indagatoria, Padilla Méndez, quien se dedicaba a la venta de droga que le surtía un sujeto apodado “El Errea”, fue contactado por éste para matar a Iván Alejandro García Flores, hijo del regidor, ofreciéndole 40 mil pesos.

Ante esto, buscó a su primo Juan Alejandro Ríos Méndez para que se encargara del homicidio, acordando entregarle 10 mil pesos de entrada y el resto al cumplir el objetivo. A su vez, Ríos Méndez buscó a su familiar político que se encontraba laborando como carpintero en Ocotlán, para invitarlo a participar en la agresión.

El 28 de marzo de 2015, los tres, juntos con otros sujetos, arribaron con pasamontañas a una finca utilizada como oficina por subrogatarios de camiones del transporte público, ubicada en la carretera de San Martín de las Flores al Verde, en el municipio de Tlaquepaque, en donde mataron al edil y dejaron herido a su hijo Iván Alejandro.

Una vez consumado el homicidio, Juan Alejandro reclamó a Camilo Alonso la entrega del dinero acordado. Sin embargo “El Errea” se negó a pagarlo dado que se habían equivocado de persona. Así pues, el primero planeó un nuevo ataque y empezó a espiar a Iván Alejandro, luego de que éste se recuperó de las heridas causadas durante la agresión en la que murió su progenitor.

Finalmente, el 27 de abril de este año, Juan Alejandro, acompañado de Juan Roberto y otras personas, cumplió su objetivo y mató al hijo del regidor, a quien le dispararon cuando descendía de su camioneta en la avenida Lázaro Cárdenas y la calle Río Seco. Según las indagatorias, en estos hechos, Camilo Alonso habría proporcionado la motocicleta que conducía Juan Roberto.

Debido a que Juan Alejandro nunca recibió el pago por parte de “El Errea”, sostuvo una discusión con su primo Camilo y éste tuvo que cederle una camioneta tipo Blazer modelo 99 con placas de Jalisco para saldar la deuda económica.

Posteriormente, el 24 de mayo de 2015, Juan Alejandro participó en una riña entre pandillas ocurrida en San Martín de las Flores de Abajo, en donde mató a balazos a Carlos Santos Díaz Santamaría, de 14 años, cuando el menor golpeaba a su cuñado. Por este homicidio, elementos de la Fuerza Única Metropolitana detuvieron a Ríos Méndez el pasado 17 de junio, consignándole posteriormente al juzgado correspondiente.

Comentarios

Load More