Caos en Tlalnepantla: no hay dinero para sueldos, aguinaldos, servicios públicos…

TLALNEPANTLA, Edomex (apro).- Alrededor de 700 trabajadores del ayuntamiento se manifiestan desde las 7 de la mañana en la explanada municipal de esta localidad, en demanda del pago de aguinaldos, prima vacacional y la segunda quincena de diciembre.

A esa inconformidad se suman algunas deudas con proveedores, entre ellos 52 medios locales que reclaman el pago de aproximadamente 3 millones de pesos.

Pero, además, por falta de diesel y gasolina, decenas de vehículos oficiales, así como los servicios de bacheo y recolección de basura, se encuentran parados desde hace un par de meses, por lo que las calles de diversas colonias de este municipio se han convertido en basureros.

Los inconformes fueron convocados a través de las redes sociales por Miguel Ángel Soto Marín, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores del Estado y Municipios (SUTEM).

“Exigimos se castigue con cárcel el enriquecimiento ilícito de Pablo Basañez (exalcalde y diputado federal) y Alfredo Martínez (presidente municipal sustituto)”, se leía en una de las pancartas que portaban los manifestantes, quienes exigen la intervención del gobernador Eruviel Avila para solucionar el conflicto.

Alfredo Martínez reconoció problemas financieros para cubrir la nómina de los más de 6 mil empleados sindicalizados, no sindicalizados y funcionarios de su administración, y justificó que “ningún director, ni el secretario del ayuntamiento, ni el presidente (municipal), van a cobrar sus aguinaldos este año”.

Asimismo, ofreció que el nuevo ayuntamiento –que encabezará la priísta Denisse Ugalde a partir del 1 de enero próximo– se encargará de cubrir los adeudos porque así se acordó con el gobierno estatal, para lo cual se adelantarán las participaciones del año próximo.

Sobre la movilización, el alcalde sustituto acusó que responde a intereses privados, pues la semana anterior, dijo, se reunieron en dos ocasiones con los inconformes para explicarles la situación.

De acuerdo con información documentada por Apro, en 2013 –primer año de su mandato como alcalde de este municipio– Pablo Basañez adquirió dos inmuebles: un terreno en la zona de mayor plusvalía en el municipio de Atizapan, a un precio de 2.8 millones de pesos, y un departamento en Huixquilucan, inmuebles que se suman a su casa de Valle Dorado.

Y como presidenta de DIF municipal, su esposa Verónica Liliana Rocha percibió al menos 3.3 millones de pesos, violentando la naturaleza honoraria de la encomienda, y manejó recursos por un monto superior a los 630 millones, gracias a donativos del ayuntamiento que se sumaron a los presupuestos y a la implementación de un gravamen ilegal de agua potable, motivo de una denuncia que interpuso ante la Procuraduría General de la República (PGR) el exregidor José Luis Cortés Trejo.

Además, hay señalamientos de que durante la gestión de Basañez García se destinaron recursos públicos para obras no construidas, como los 135 millones para el edificio de la Comisaría, y conforme al Presupuesto de Egresos del municipio, se prevé un aguinaldo superior a los 400 mil pesos para el alcalde Alfredo Martínez.

Comentarios

Load More