Fiscalía de Morelos procede contra alcalde de Tlaquiltenango por Mando Único

CUERNAVACA, Mor. (apro).- La Fiscalía General de Justicia (FGJ) inició procedimiento legal contra el alcalde de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia, por la expulsión del Mando Único de ese municipio, realizada el lunes 18, luego de una marcha que encabezó el edil.

De acuerdo con el secretario de Gobierno, Matías Quiroz Medina, el edil violó el decreto de Graco Ramírez, del domingo 3, mediante el cual el gobierno del estado asume el control de la seguridad en esa localidad e impone el Mando Único.

La primera respuesta del alcalde fue presentar una controversia constitucional contra el decreto y solicitar la suspensión provisional del mismo. Sin embargo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó al ayuntamiento la suspensión de dicho acto.

No obstante, el alcalde decidió “recuperar las instalaciones municipales” de la policía, que ocupaba el Mando Único, luego de realizar una manifestación. Quiroz Medina sostuvo que el alcalde Enrique Alonso “no debe ser obstáculo para garantizar la seguridad a la población de Tlaquiltenango”.

Puso en claro que pese al rechazo del alcalde existe presencia de la Policía de Mando Único en Tlaquiltenango, y han sido presentadas las denuncias correspondientes por las acciones ilegales en que incurrió el alcalde perredista.

“Hoy Tlaquiltenango está en paz, está trabajando, preparándose para sus festividades tradicionales del 2 de febrero y la sociedad cuenta con la garantía del gobierno, tanto local como federal”, apuntó.

Matías Quiroz resaltó la existencia de un operativo especial de vigilancia en Tlaquiltenango, en el que participan, además del Mando Único estatal, la Policía Federal, Gendarmería y Ejército, debido a que este municipio forma parte de la zona de mayor violencia en la entidad por su cercanía con el estado de Guerrero.

Asimismo, apuntó que “el licenciado Graco Ramírez ha instruido a todas las dependencias a actuar con objetividad y con mucha responsabilidad en el ejercicio de sus taras”.

“Regularmente tenemos un operativo al interior y al exterior de las fronteras de Tlaquiltenango, particularmente porque es el municipio con mayor frontera colindante con el estado de Guerrero, particularmente en Morelos tenemos una presencia de alrededor de 60 a 100 elementos permanentemente coordinados en toda la municipalidad”, explicó.

Mientras tanto, el alcalde dijo no temer a ser destituido, pues afirmó que todo lo ha hecho conforme a la ley; también dijo que no existen razones o argumentos jurídicos para llevar a cabo una acción en su contra, como la destitución del cargo, pues sus acciones, sobre todo la de expulsar al Mando Único, fueron “apegadas al marco legal municipal”.

“Nosotros hemos hecho las cosas apegadas al marco de la ley, no hemos sido arbitrarios en ello, hemos sido respetuosos y no hay ninguna razón jurídica para que esto llegue a suceder”, sostuvo en entrevista telefónica.

Luego insistió en que su postura derivó de la petición y exigencia de la ciudadanía, lo cual está avalado por una consulta aplicada en días pasados, en la que 40% de la población se mostró a favor de la salida del Mando Único.

“Guardias comunitarias”

El lunes 18, el alcalde Enrique Alonso Plascencia encabezó una manifestación para recuperar las oficinas de la policía municipal y “expulsar” al comandante del Mando Único, “impuesto” por el gobierno del estado. El edil de extracción perredista aseguró que la policía ha protagonizado violaciones a los derechos humanos de la población.

Incluso aseguró que la población de Tlaquiltenango está dispuesta a organizar sus propias fuerzas policiacas, como guardias comunitarias, ante la multiplicación de las quejas por violación de derechos humanos de la población y por la presencia de bandas criminales en la región.

Sin embargo, como presidente municipal, había solicitado un voto de confianza para llevar a cabo una batalla legal para expulsar del municipio al Mando Único.

Ayer por la noche, el Consejo Estatal del PRD inició un proceso de expulsión de Alonso Plascencia, con el argumento de que tiene “antecedentes penales y nexos con la delincuencia”, según los argumentos del dirigente estatal Rodrigo Gayosso Cepeda, hijastro del gobernador Graco Ramírez.

Load More