“Cultura de la autoprotección” aumenta la compra de vehículos blindados: AMBA

MÉXICO, DF (apro).- La nueva “cultura de seguridad y autoprotección” provocó un ligero crecimiento en la industria del blindaje automotriz que el año pasado colocó dos mil 700 unidades en el país, de las cuales 70% son nivel III y fueron adquiridas por particulares, informó la Asociación Mexicana de Blindadores de Automotores (AMBA).

En cuanto al gobierno, indicó la asociación en un comunicado, la comercialización no alcanzó los niveles de comercialización que esperara pues éste solo obtuvo “un solo y numeroso” paquete de vehículos blindados, eso sí, niveles IV, V y VI “que protegen contra armas de calibres altos”.

La AMBA destacó que sus empresas afiliadas vendieron mil 750 unidades lo que representa 65% de participación en el mercado.

Según Ernesto Mizrahi Haiat, presidente de la AMBA el año pasado se vendieron 300 unidades más que en 2014 cuando el sector del blindaje automotor alcanzó la producción y comercialización de 2 mil 400 unidades. Y la tendencia va en aumento, afirmó Mizrahi.

“Sorprendentemente, a diferencia del año pasado, las empresas que integramos a la AMBA nos hemos encontrado que el inicio de 2016 registra mayor movimiento para cotizaciones de productos, sobre todo para el sector privado.

“La nueva cultura de la autoprotección hace que el cliente invierta en su tranquilidad y la de su familia, y un automotor blindado puede ser la opción”, afirmó el directivo.

El directivo dijo que las blindadoras de la AMBA: Blindajes Alemanes, Auto Safe, Ballistic Protection, Blindajes Epel, Global Armor, Transportadora de Protección y Seguridad, (TPS), Autowerk y Total Shield, esperan que los incrementos del dólar no afecten sus operaciones, pues los tres principales insumos que utiliza el blindaje automotor (acero, fibras y cristales) se pagan con esa moneda.

Mazrahi destacó también que las compras de vehículos blindados por parte del gobierno no alcanzaron los niveles esperados y solo una dependencia federal –no precisó cuál—“adquirió un solo y numeroso paquete de unidades blindadas”.

“Desde que inició la administración del actual gobierno de la República, la comercialización ha sido muy escueta. En años anteriores, cinco o seis Secretarías hacían pedidos trimestrales de unidades blindadas Nivel V, incluso, no hubo ni esquema de arrendamiento como las autoridades lo habían planteado”, señaló el directivo.

Para el presente año la AMBA estimó que habrá un crecimiento moderado en la solicitud de nuevos automotores blindados, pero hizo énfasis en que no serán nuevos compradores.

Según él, alcanzar nuevamente el 65% de participación de mercado obedece a que varios usuarios finales regresaron con empresas de la organización, “que ofrece investigación, nuevos materiales, tecnología de punta, garantías extendidas, excelente servicio postventa y alta calidad”.

“El blindaje mexicano está calificado y comprobado que es el mejor de América Latina, incluso superior al realizado en Brasil y Colombia, principalmente por sus acabados interiores y exteriores, además que son vehículos más ligeros, 100% seguros y conducción confiable por la modificación de su suspensión, frenos, chasis o fibras como Daynima que ya no caducan”, presumió Mazrarhi.

En el país, dijo, el Nivel III ocupa el 68% de las preferencias comerciales, 17% el Nivel IV y el 13% el Nivel V.

El 70% de los compradores de blindados corresponde al sector privado y el resto es para gobierno con los Niveles IV, V y VI que protegen contra armas de calibres altos, detalló la AMBA.

De acuerdo con las estadísticas de la organización en 2015 las marcas más solicitadas fueron: Jeep, Chevrolet, Volkswagen, GMC, BMW, Toyota, Ford, Audi, Mercedes-Benz y Land Rover.

Comentarios

Load More