“No olvidamos, no perdonamos”, amigos de Rubén Espinosa y Nadia Vera

XALAPA, Ver. (proceso.com.mx).- Activistas, estudiantes, periodistas y amigos de Rubén Espinosa, fotoperiodista colaborador de Proceso y Cuartoscuro y de la activista cultural Nadia Vera, encabezaron una protesta pacífica en el parque Benito Juárez de esta capital para recordar el multihomicidio de la colonia Narvarte, ocurrido hace seis meses y el cual continúa impune.

Una treintena de participantes, convocados a través de redes sociales por la Defensoría y Estrategias Integrales para los Derechos Humanos y Territoriales (Decide), decidieron pegar clones de cartón de los rostros de Nadia Vera y de “Rubencillo” en los árboles y en los muros de contención de dicho parque ubicado en el centro histórico.

Julián Ramírez dijo que a seis meses de los asesinatos, los amigos de “nuestra Nadia y nuestro Rubén” siguen reclamando justicia para las cinco víctimas de la colonia Narvarte, homicidio que pareciera que autoridades de la Ciudad de México quieren darle carpetazo.

Con cartulinas de “puño arriba, frente en alto” –frase preferida de Rubén Espinosa– y “el asesino es el Estado”, los activistas, estudiantes y los amigos de Vera y del fotoperiodista de Proceso elaboraron enormes lonas de cartón para recordarle al gobierno de Peña Nieto, a la administración de Miguel Ángel Mancera y al sexenio de Javier Duarte que en este quíntuple homicidio “ni perdón, ni olvido”.

Los activistas también recordaron la memoria de Alejandra Navarrete, Yesenia Quiroz y la colombiana, Mile Virginia.

En el acto de protesta también se pasó lista por cada uno de los 15 periodistas que han sido asesinados en el sexenio de Javier Duarte de Ochoa, se exigió justicia por cada uno de ellos, incluyendo la de la corresponsal de Proceso en Veracruz, Regina Martínez Pérez, de Rubén Espinosa, así como de dos “secuestros” y posteriores homicidios que dieron la vuelta al país y al mundo, como fueron los del editor-reportero de La Unión, Moisés Sánchez Cerezo y el del reportero de Liberal del Sur, Gregorio Goyo Jiménez.

En los recordatorios a Rubén Espinoza, se hizo énfasis que el periodista nunca dijo que no al cubrir una manifestación, que con su trabajo periodístico defendió la instalación de presas en Jalcomulco y que siempre fue solidario con sus compañeros periodistas y con las nuevas generaciones, pero también copartícipe de la defensa de las causas justas.

En el pedestal de concreto que sostiene la imagen de Benito Juárez, los activistas decidieron tapizar dicho muro con los rostros de Rubén Espinoza y Nadia Vera para recordarles a las autoridades de los tres niveles de gobierno que hoy la investigación luce estancada.

“Nadia y Rubén a 6 meses no olvidamos, no perdonamos, exigimos justicia”, se podía leer en la lona más grande.

Desde el estado de Chiapas, la mamá de Nadia Vera, Mirtha Luz Pérez Robledo, envió una carta que fue leída por uno de los participantes de la protesta, en el que señala que hoy sólo queda defender la memoria, luchar contra las injusticias y no dar crédito a las verdades históricas que pinta el gobierno.

“Desde ahí nos han dicho que nuestras hijas eran putas, que fumaban droga, que tuvieron la culpa de morir, ese ha sido el escenario del gobierno para lavar su responsabilidad. No ven, que en este país, hoy el único lugar seguro sigue siendo un libro”, expresó.

Pérez Robledo señaló que la muerte de su hija Nadia Vera sigue doliendo tanto como si “hubiera sido ayer”.

Agregó que hoy las investigaciones están paralizadas y el Ministerio Público del Distrito Federal parece cómodo con las diligencias sin avanzar, “sin mencionar el trato VIP que les dieron a las autoridades de Veracruz que aceptaron declarar”.

Comentarios

Load More