Moreira recupera pasaporte; se abre posibilidad de que deje España

Humberto Moreira, exgobernador de Coahuila. Foto: Miguel Dimayuga. Humberto Moreira, exgobernador de Coahuila. Foto: Miguel Dimayuga.

MADRID, (apro).- Con el pasaporte en su poder, el exdirigente nacional del PRI Humberto Moreira abandonó la sede de la Audiencia Nacional, poco antes de las 15:00 horas, y con ello, se abre la posibilidad de que deje España.

Moreira salió después que el juez de Instrucción 1, Santiago Pedraz, le levantara las medidas cautelares que le impuso y que le impedían salir de territorio español.

“Estoy libre, tengo mi pasaporte, que lo puede demostrar”, dijo brevemente Moreira a periodistas mexicanos antes de subir a un taxi y retirarse del lugar.

Comentó que aún no tiene decidido si se quedará o se irá de España, pues eso “depende de mí director de tesis doctoral”, insistió.

Aunque en su breve declaración habló de estar “muy contento, muy tranquilo y muy en paz”, lo cierto es que la Fiscalía Anticorrupción no archivó la causa y mantiene viva la investigación contra Moreira y otros coacusados por los delitos de blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal, malversación de caudales públicos y cohecho.

La providencia que el juez Pedraz firmó poco después de las 13:00 horas para regresarle el pasaporte se debía a que el Ministerio fiscal decidió, el pasado viernes 29, no impugnar la libertad bajo caución decretada por el juez que le permitió abandonar la prisión, pero lo hizo como una estrategia para mantener la causa secreta y no revelar a la defensa aspectos de la investigación que están en curso.

Si abandona o permanece en España, Moreira tiene la obligación de acudir a eventuales citas futuras dictadas por el juez, y en el supuesto de no acudir a ella y encontrarse fuera de territorio español, se activaría automáticamente la petición de detención con fines de extradición, explicaron fuentes jurídicas.

Las pesquisas españolas iniciaron en 2013, cuando la justicia de Estados Unidos alertó sobre la posibilidad de que Moreira estuviera incurriendo en delitos de blanqueo de capitales perpetrado mediante organización criminal; los otros dos delitos son subyacentes, la malversación de fondos públicos y cohecho, que no fueron cometidos en España, sino en México.

No sólo hubo seguimiento a sus operaciones bancarias desde México a España, donde movilizó 200 mil euros, sino los desplazamientos que hizo a Salamanca y a Tenerife y el record de seguimientos a sus conversaciones telefónicas.

Sin embargo, el juez Pedraz aseguró que no encontró delito o conspiración para cometerlo en los elementos hasta ahora aportados por el ministerio público y la policía española.

Comentarios

Load More