Reporta Veracruz casi 2 mil 500 homicidios dolosos en el gobierno de Duarte

Javier Duarte, exgobernador de Veracruz. Foto: Yahir Ceballos Javier Duarte, exgobernador de Veracruz. Foto: Yahir Ceballos

XALAPA, Ver. (apro).- En lo que va del gobierno de Javier Duarte, en Veracruz han ocurrido dos mil 457 homicidios dolosos, de los cuales sólo 296 casos corresponden a mujeres, según un concentrado estadístico que entregó la Fiscalía General del Estado (FGE) en atención a una solicitud de información, folio CI14/15, en poder del reportero.

En los primeros 56 meses de gobierno de Duarte –del 1 de diciembre de 2011 al 31 de agosto 2015- ocurrieron 43.87 homicidios dolosos por mes, es decir casi tres asesinatos cada dos días y 11 por semana.

Según el oficio FGE/UAI/088/2016 fechado el 2 de febrero de 2016, la Fiscalía concentró un total de dos mil 161 homicidios dolosos de hombres cuyos cuerpos ya fueron entregados a sus familiares y 296 de mujeres que también ya recibieron sepultura.

En su numeralia, las fiscalías regionales, la Fiscalía de Investigaciones Ministeriales y las fiscalías especializadas no hacen una separación entre homicidios del fuero común y fuero federal, por presumirse la incidencia delictiva del crimen organizado. Además la FGE puntualiza que no incluyó los cuerpos que permanecen sin identificar en algún forense del estado y tampoco detalla cuántos son.

El reportero realizó una bitácora estadística en la que ha registrado 13 cementerios clandestinos con 149 cuerpos localizados en esta administración y más de la mitad de esos cuerpos permanecen sin identificar.

En cuatro años y medio de gobierno de Duarte, la Fiscalía da cuenta de 31 escenarios distintos a donde servicios periciales, peritos criminalistas y el servicio médico forense a su cargo han atendido diligencias ministeriales y levantamiento de cuerpos.

El concentrado estadístico, incluye lugares tan diversos como vías férreas, ranchos, ríos, puentes, pozos, el interior de una celda, negocios, moteles, hoteles, gasolinera, inhumaciones ilegales (fosas clandestinas), campos deportivos, cañales, bosque, carretera, terracería, cuevas, domicilios particulares, estacionamientos, vehículos, feria, puentes, iglesias, parcelas, potreros, entre otros.

Los cuerpos recogidos en el interior de una celda, según la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), son 29 y corresponden a reclusos que se han suicidado en alguna de las 21 cárceles de Veracruz, de acuerdo con el oficio SSP/UAI/801/2015. En todos los casos el diagnóstico ha sido “anoxia por ahorcamiento” y 12 de los casos totales ocurrieron en 2012.

En Veracruz, una entidad con 212 Ayuntamientos, el servicio médico forense ha realizado “levantamiento de cuerpos” en 240 lugares distintos, según la estadística que entregó a Apro que desglosa la cifra por número de comunidades y ejidos en los que ha tenido que hacer diligencias.

A la Fiscalía también se le solicitó saber cuántos cuerpos de homicidios dolosos, ejecuciones, inhumaciones clandestinas, fosas, narcofosas con la categoría inicial de “NI” (No identificados) ya fueron identificados y entregados a sus familiares y cuantos fueron depositados en una fosa común, así como su mapa genético guardado en archivo.

Sin embargo, para dicha información la FGE se apegó al criterio “sustentado de protección de datos 009/10”, que al calce dice:

“Las dependencias y entidades no están obligadas a generar documentos ad hoc para responder a una solicitud de acceso a la información. Tomando en consideración lo establecido por el artículo 42 de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental que establece que las dependencias solo estarán obligadas a entregar documentos que se encuentren en sus archivos”.

Gobierno violento

Desde el inicio de su gestión, Duarte lleva 62 meses en el poder y en ese lapso la entidad se ha visto sacudida por ejecuciones, hallazgo de fosas clandestinas, desapariciones forzadas, asesinato de periodistas, corrupción policiaca, depuración del aparato de procuración de justicia y una constante batalla frontal entre células de la delincuencia organizada, particularmente Los Zetas y el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En esa coyuntura, en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, el narcotráfico dejó entre septiembre y octubre de 2011,  67 muertos en tres eventos distintos:

El 20 de septiembre de 2011 un comando abandonó en la Plaza del Volador, en Boca del Río, 35 cadáveres maniatados, semidesnudos y con la letra “Z” tallada en la espalda; 16 días después la Marina emitió el comunicado 313/2011 donde consignó el hallazgo de 32 cuerpos sin vida en diversas viviendas de los fraccionamientos Jardines de Mocambo, Costa Verde y Costa de Oro.

Un mes después, en noviembre de 2011, la PGR descubrió dos fosas clandestinas en las comunidades de Portezuelo y Mata Loma, municipio de Manlio Fabio Altamirano –junto al puerto de Veracruz- donde elementos de la Agencia de Investigación Criminal, entonces AFI, exhumaron 28 cuerpos.

Esa información estuvo guardada cuatro años y hasta hoy sólo uno de esos cuerpos ha sido identificado (Proceso 2036).

En materia de inhumaciones clandestinas, la más emblemática ocurrió el 24 de junio del 2014, cuando peritos forenses, elementos del Ejército y Marina-Armada sacaron del rancho “El Diamante”, en Tres Valles, 33 cuerpos sepultados en 12 fosas distintas.

Al cierre de 2015 regresaron las ejecuciones a la región de Orizaba y a la capital del estado y sus municipios conurbados, se contabilizaron más de 25 en ambas regiones. Sin embargo, el hecho de violencia más tangible, ocurrió el 19 de enero ya de este año, cuando en un basurero de Emiliano Zapata –conurbado de Xalapa—fueron descubiertos restos humanos de 12 personas.

Una semana después, los cuerpos de ocho jóvenes –dos de ellas mujeres—fueron tirados a la orilla de la carretera en las congregaciones de Plan del Rio y Piletas, también del municipio de Emiliano Zapata.

Comentarios

Load More