Critican despidos en TV UNAM

Nicolás Alvarado, exdirector de TV UNAM. Foto: Germán Canseco Nicolás Alvarado, exdirector de TV UNAM. Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Al interior de las áreas cinco de subdirección de TV-UNAM ya hubo dos cambios realizados por su nuevo director Nicolás Alvarado, proveniente de la empresa Televisa, lo cual causó escozor en los medios académicos universitarios.

En Información, Juan Carlos Saavedra Aello sustituye a Guadalupe Alonso, y Gina Viviana Bechelany Fájer en Difusión en lugar de Víctor Manuel Juárez.

Los dos ya se anuncian en el directorio de la televisora puma, al lado de los otros tres subdirectores, Celia Osorno, Felipe Oropeza y Patricias Aguilar, de Organización, Vinculación y Producción, respectivamente.

De acuerdo a la consulta realizada por el semanario Proceso, cinco destacados comunicólogos cuestionaron el nombramiento de Alvarado debido a que su procedencia afectaría la línea del canal: Raúl Trejo Delarbre, Javier Esteinou Madrid, Alma Rosa Alva de la Selva, Gabriel Sosa Plata y Guadalupe Ferrer, esta última exdirectora de TV-UNAM.

El columnista Humberto Mussachio escribió esta semana en su artículo de Excélsior: “ante las críticas a priori que recibió el nombramiento de Nicolás Alvarado como director de TV UNAM, dijimos en este espacio que debíamos concederle el beneficio de la duda. Lamentablemente ya dio un primer paso (varios pasos) en falso: despidió de un plumazo a Celia Osorno, coordinadora de Organización, y a Patricia Aguilar, Víctor Manuel Juárez, Felipe Oropeza y Guadalupe Alonso, subdirectores respectivamente de Producción, Comunicación, Vinculación e Información, todos ellos bien conocidos y respetados en el ámbito de los medios y con más de diez años de servicio en la institución.

“Por el rango de los despedidos y por la antigüedad, el chistecito le costará a la UNAM unos dos y medio millones de pesos, pero más le costará en imagen y en el trabajo diario, pues ni siquiera se esgrimen razones para el despido. Es, lisa y llanamente, una ocurrencia, un caprichito dictado por el autoritarismo del nuevo director, a quien habrá que recordarle que la Universidad Nacional no es Televisa, empresa a la que, se dice en los pasillos, en mala hora el rector Enrique Graue encomienda el manejo de la TV universitaria, pese a que la empresa de los Azcárraga no goza de muchas simpatías en el campus. Por lo pronto, ya existe un conflicto que va para largo.”

Hasta ahora, sin embargo, no ha habido un comunicado oficial con las dos designaciones.

Comentarios

Load More