Necesario, conocer la verdad histórica de los crímenes del 2006 en Oaxaca: EPR

2006. Policías golpean a un integrante de la APPO en Oaxaca. Foto: Miguel Dimayuga 2006. Policías golpean a un integrante de la APPO en Oaxaca. Foto: Miguel Dimayuga

OAXACA, Oax. (apro).- El Ejército Popular Revolucionario (EPR) puso a disposición de la Comisión de la Verdad información de los eperristas Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, desaparecidos en esta capital el 25 de mayo de 2007 en el contexto de la “represión generalizada” contra el pueblo de Oaxaca.

En un comunicado dirigido a la Comisión de la Verdad de Oaxaca que preside el Padre Alejandro Solalinde Guerra, el grupo insurrecto destacó que los crímenes de lesa humanidad cometidos en Oaxaca en 2006 fueron responsabilidad directa del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa y el de Ulises Ruiz Ortiz.

Y agregó que “dentro del contexto de terrorismo de Estado que afecta a todo el pueblo, es una necesidad que éste conozca la verdad histórica, en la cual su labor es loable en el esfuerzo colectivo para que se castigue a los responsables intelectuales y materiales de los crímenes de lesa humanidad”.

Y que los acontecimientos en Oaxaca en esos años, expresados en represión masiva y selectiva, detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzada por motivos políticos, hostigamiento, persecución y tortura, son la expresión del fenómeno nacional que se da desde hace varios sexenios, es decir, “el terrorismo como política de Estado”.

“Oaxac, a al igual que otros estados, está lleno de fosas clandestinas donde se configura el testimonio del cometido de los crímenes de lesa humanidad fundamentalmente por motivos políticos”, abundó.

Dentro de esas denuncias provenientes de diferentes fuentes populares, se habla de los lugares donde fueron enterrados clandestinamente luchadores sociales y víctimas del terrorismo de Estado, en los años 2006-2007.

Para reforzar su dicho, el EPR señaló que uno de esos lugares se localiza “en la parte norte del basurero que se encuentra en la colonia El Manantial, perteneciente al municipio de Zaachila en colindancia con San Bartolo Coyotepec”.

La detención-desaparición de los integrantes del EPR, Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez –subrayó—es un crimen de lesa humanidad cometido por el aparato represivo independientemente de la corporación policiaco-militar-paramilitar a la que pertenecieran los perpetradores materiales.

Por ello, abundó, “no hay lugar para hipótesis especulativas de esencia policíaca justificadas en una inexistente lucha fratricida y escenarios falsos, ambos netamente especulativos y perversos como se precisó en el comunicado emitido por nuestro partido el 21 de abril de 2015 dirigido a la Comisión Civil de Seguimiento y Búsqueda para la localización y presentación con vida de Edmundo Reyes y Gabriel Alberto Cruz Sánchez.

“Nuestros compañeros fueron detenidos-desaparecidos por el Estado mexicano por su condición de revolucionarios”, puntualizó el grupo guerrillero.

Y puso a disposición de la Comisión de la Verdad, que en este mes rendirá un informe, la información de que disponen sobre el caso de sus compañeros.

De igual forma, el grupo armado alertó de la existencia de “eruditos eperrólogos” que saben obra y vida de su partido, “incluso algunos se amparan en haber tenido una supuesta pertenencia al EPR, desde ahí se emiten juicios que denotan origen policiaco”, concluyó.

Load More