Bernie Sanders y Donald Trump ganan las primarias de New Hampshire

Bernie Sanders durante un mitin en Manchester. Foto: AP / J. David Ake Bernie Sanders durante un mitin en Manchester. Foto: AP / J. David Ake

WASHINGTON (apro).– El senador socialista e independiente por el estado de Vermont, Bernie Sanders, y el multimillonario empresario Donald Trump, ganaron la elección primaria de New Hampshire en la contienda por la nominación del candidato presidencial del partido demócrata y republicano, respectivamente.

De acuerdo con las encuestas de salida, y al cierre de las urnas en la primaria del estado de New Hampshire, Sanders derrotó con mucha facilidad a la exprimera dama, Hillary Rodham Clinton, mientras que Trump, en una disputa más cerrada, a los otros siete aspirantes a la nominación presidencial por los republicanos.

A diferencia de lo ocurrido, la semana pasada durante el caucus o asamblea electoral en el estado de Iowa, en New Hampshire no se equivocaron las encuestas de opinión pública, que desde el pasado fin de semana daban como favoritos a Sanders y a Trump.

Para el multimillonario magnate de la industria de la construcción que promete edificar una barda en la frontera con México para contener el flujo de inmigrantes indocumentados, y a cargo del erario mexicano, el triunfo es una venganza para el establishment del partido republicano, que insiste en que para ganar la elección presidencial del próximo mes de noviembre; se requiere de un candidato que sea un político profesional, no de una celebridad.

Al declarar ganador a Trump al cierre de las casillas, el polémico y provocador candidato a la nominación presidencial republicana tenía el 33 por ciento de los votos de los electores en New Hampshire, con 16% John Kasich, el gobernador del estado de Ohio obtuvo el segundo lugar, y en tercer lugar se colocó Jeb Bush, el exgobernador de Florida con 12 por ciento de los votos.

En el frente demócrata, Sanders, quien con una plataforma de políticas populistas y liberales está convertido en una verdadera amenaza para las aspiraciones de Clinton, consiguió la victoria con el 56% de los votos, mientras que la también ex secretaria de Estado y ex senadora federal, se embolso el 42%.

Hasta hace un año, era casi imposible pensar que un multimillonario inexperto en política nacional e internacional como Trump, y mucho menos que un político que se autoproclama socialista, fueran a ganar la elección primaria de New Hampshire.

Muy por debajo de Trump, e incluso de Bush, quedaron los senadores Ted Cruz, de Texas, que gano Iowa, y Marco Rubio, que obtuvo el tercer lugar en esa asamblea, lo que demuestra que la lucha por el banderín presidencial republicano sigue siendo una total incertidumbre o un volado.

En la casa de campaña de Clinton, su derrota ante Sanders y después del empate técnico en Iowa, aumentó la preocupación de que en realidad la esposa del expresidente Bill Clinton se pueda quedar al margen de contender por la presidencia del país, por segunda ocasión consecutiva.

En New Hampshire estaban en juego 24 delegados en el caso de los demócratas, y 23 para el de los republicanos.

Luego de sus respectivos triunfos, Trump y Sanders se preparan para la siguiente contienda que será el próximo 20 de febrero. Ese día se celebrará una asamblea electoral en el estado de Nevada para los demócratas, y la elección primaria en Carolina del Sur para los republicanos.

La elección primaria de los demócratas en Carolina del Sur se llevara a cabo el 27 de febrero, mientras que la asamblea electoral republicana se realizara cuatro días antes, el día 23.

Aún con un cerrado pero cómodo triunfo, Trump no es el favorito para ganar ni Nevada ni Carolina del Sur. El tercer lugar que alcanzó Bush en New Hampshire no solo le dan vida a su campaña, que algunos analistas políticos ya consideraban como aniquilada, sino que, incluso, lo ponen como uno de los favoritos para ganar la primaria de Carolina del Sur.

Las próximas tres fechas del proceso para elegir a los candidatos presidenciales de los dos partidos, son el preámbulo de la gran rebanada del pastel electoral estadunidense del proceso.

El 1 de marzo, bautizado como el “Súper Martes”, habrá elecciones primarias y caucuses en 15 estados. Los pronósticos electorales aseguran que una vez concluido el Súper Martes, se podrá tener una visión más clara respecto a quién de entre los candidatos demócratas y republicanos, tendrá más oportunidad de competir en noviembre por el puesto vacante que dejará en la Casa Blanca el presidente Barack Obama.

Load More