Demanda Consuelo Morales activar con seriedad mecanismos de protección a periodistas

Consuelo Morales Elizondo, activista. Foto: Víctor Hugo Valdivia Consuelo Morales Elizondo, activista. Foto: Víctor Hugo Valdivia

MONTERREY, 10 de febrero (apro).- La hermana Consuelo Morales Elizondo, Premio Nacional de Derechos Humanos, urgió a las autoridades estatales y federales activar con seriedad los mecanismos para la protección de los periodistas, pues hasta ahora han demostrado que estas iniciativas han resultado inútiles.

Tras conocer el caso del homicidio de la reportera Anabel Flores, en Veracruz, y las amenazas de muerte al reportero de Proceso, Álvaro Delgado, la presidenta del organismo Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac), dijo que pese a todos los discursos oficiales, los comunicadores siguen expuestos a la violencia.

“Nos parece muy lamentable que a pesar que se evidencia el grado de vulnerabilidad en la que se encuentran la mayoría de los reporteros en el país, se siguen dando atrocidades como las que vemos. Secuestraron a Anabel el lunes y ahora nos enteramos como aparece muerta. La manera como fue encontrada nos revela que los periodistas que nos transmiten las verdades como las ven, están en una situación de grave riesgo”, expresó en entrevista.

Convocó a las organizaciones civiles en el país a externar su respaldo hacia los trabajadores de los medios de comunicación, y que presionen a las instancias que debieran darles seguridad.

“También estamos viendo el caso de Álvaro Delgado, de Proceso, al que le están llegando ciertas amenazas a través del twitter. Me parece que es el momento de que las organizaciones de derechos humanos cobijemos a los reporteros y periodistas, por un lado, pero también que exijamos a los encargados de los mecanismos que protegen a periodistas y defensores, que verdaderamente se pongan las pilas”, dijo.

Lamentó que en México actualmente no haya funcionado ninguna iniciativa para evitar que los reporteros sigan en una situación de vulnerabilidad, como lo demuestran las constantes agresiones de las que son objeto en todo el país.

“Realmente no ha funcionado ninguno de esos mecanismos. Esto quiere decir que necesita una rápida valoración e intervención inmediata para proteger a todos los periodistas que en este momento están amenazados, como es el caso de Álvaro Delgado. Por otro lado nos mueve a exigir justicia y demandar una investigación seria para saber quiénes son los responsables de la muerte tan cruel de Anabel Flores”, señaló.

Es apremiante revisar la legislación y los métodos que actualmente son instrumentados para salvaguardar la integridad de los representantes de los medios, que se encuentran en grave riesgo, y si no funciona, pues hay que buscar otras vías, porque el país no debe permitirse dejar desprotegidos a quienes informan, urgió la activista.

“No funciona la protección porque no está poniendo en el centro a los periodistas y defensores que están en gran riesgo. Pero, además no ha habido exigencia de todos para que se actué en congruencia y ese mecanismo cumpla con su misión. Si no, ¿para qué sirve? Hay una responsabilidad para hacer bien las cosas y cuidar a los ciudadanos.

“La primera responsabilidad de todos los gobernantes es dar protección a la gente. En este caso, en todos los niveles, están fallando. No toman en serio a las personas que manifiestan vulnerabilidad”, expuso.

La carencia de compromiso de las autoridades en este tema, sostuvo, se observa con la indiferencia con la que atienden las denuncias de amenazas, pues no se investiga su procedencia y mucho menos se sanciona a quienes las profieren y las cumplen.

“Mientras no existan castigos conforme a la ley contra quienes cometen estos delitos, como ejecuciones, secuestros, asesinatos y tortura, esto va a seguir. Urge decir: basta a la impunidad, y no importa lo que haya escrito el periodista, pues lo importante es que tiene el derecho, hoy por hoy, en México, de decir su verdad”, aseveró.

La falta de castigo que prevalece en la mayoría de los ataques ha llamado la atención de todo el mundo, pues ya se sabe, más allá de las fronteras, que los comunicadores están en peligro, añadió.

“La impunidad sigue creciendo, y si sociedad civil y autoridades siguen mandando el mismo mensaje de impunidad, esto se repetirá. Urge un alto. Hay preocupación internacional por periodistas en el país en lugares como Tamaulipas, Veracruz, Tamaulipas, Coahuila, Nuevo León, por decir algunos, donde hay una vulnerabilidad que no puede ser aceptada en un Estado que se precia de buscar ser democrático”, dijo.

Instó al gobierno federal a analizar el desempeño de la administración estatal en Veracruz, un estado donde se han registrado 17 homicidios de reporteros en el gobierno de Javier Duarte, lo que apunta a una complicidad que no deben ser tolerada, pues envía un mensaje de impunidad, que puede reflejarse en más muertes de jóvenes informadores, que hacen un aporte fundamental a la democracia.

Anabel Flores Salazar, reportera de Veracruz, fue secuestrada de su domicilio el lunes por la madrugada y su cadáver fue encontrado en Tehuacán, Puebla.

El reportero Álvaro Delgado recibió el martes, en su cuenta de twitter, una serie de amenazas de muerte anónimas, después de que denunciara, por ese medio, que el presidente de la República Enrique peña Nieto no se había pronunciado por el homicidio de Anabel.

Comentarios

Load More