Con huelga de hambre, 6 mujeres de Temixco exigen revocar mandato de alcaldesa suplente

Las mujeres que iniciaron ayuno en Morelos. Foto: Margarito Pérez Las mujeres que iniciaron ayuno en Morelos. Foto: Margarito Pérez

CUERNAVACA, Mor. (apro).- Seis mujeres del municipio de Temixco encabezadas por Leticia Mota Ocampo, hermana de la alcaldesa Gisela Raquel, asesinada un día después de haber tomado posesión del cargo, iniciaron esta mañana una huelga de hambre a la entrada del Congreso local para exigir que sea revocado el mandato de Irma Camacho García, alcaldesa suplente.

En entrevista, Leticia Mota señaló que el “ayuno indefinido lo hacemos como parte del movimiento civil pacífico y activo de Temixco” para exigir no sólo la revocación del mandato de Irma Camacho, sino también para que se declare como feminicidio el asesinato de Gisela y que se consigne a los autores materiales e intelectuales del crimen.

Asimismo, que se den a conocer los resultados de la auditoría realizada a la administración anterior, y que se cumpla con la implementación de programas contra la violencia que padecen las mujeres y los jóvenes.

De acuerdo con Leticia Mota, lo que ocurre en Temixco no es una “guerra por cargos en el gobierno” o “entre grupos perredistas”, la lucha en Temixco –subrayó– es “contra los grandes males que aquejan a la humanidad y a las administraciones públicas y privadas”.

Como ustedes saben, dijo, en los últimos años Temixco ha padecido malas administraciones por la voracidad de unos cuantos” y ahora se encuentra en situación de “ingobernabilidad”, pues el artero asesinato de Gisela Mota “es un grave signo” porque ella fue electa en un proceso institucional y constitucional.

“El atentado a otra mujer, la compañera Cristina Alemán, directora de Turismo, quien sufrió el incendio provocado a su automóvil con pérdida total, es otro signo de ingobernabilidad en Temixco”, agregó.

Luego enumeró otras situaciones que demuestran la ingobernabilidad en el municipio: el incumplimiento reiterado a la ley orgánica municipal en cuanto a los cabildos públicos y abiertos; el repudio constante a Irma Camacho, a sus acciones y a las personas con las cuales se relaciona, y el nombramiento de Raúl Valenzuela Farfán –policía judicial en la época del exgobernador Jorge Carrillo Olea– como secretario de Seguridad del estado.

La hermana de Gisela Mora aseguró que su huelga de hambre tiene como objetivo “movilizar los corazones” de Irma Camacho y del senador Fidel Demédicis, su principal impulsor, pero también de los diputados locales “para que le pongan interés en atender y darle una pronta solución al problema social de Temixco”.

Los dos grupos en pugna en Temixco se manifestaron el pasado fin de semana.

El sábado 13, la víspera del día del amor y la amistad, Irma Camacho organizó un baile popular en Acatlipa, segunda población en importancia después de la cabecera municipal.

Ahí, al ritmo de la Sonora Santanera, la alcaldesa abrió pista junto con el senador Fidel Demédicis, su concuño, para que no quede duda de su “buena relación”.

Ante cientos de personas que acudieron al campo de futbol de la localidad, Camacho García aseguró que aunque no despacha en el palacio municipal, ella gobierna el municipio. Y a quienes no le permiten que tome posesión del edificio les exigió deponer su actitud y conformar un gobierno de unidad que permita llevar a cabo el proyecto de la alcaldesa asesinada.

Un día después, cientos de vehículos adornados con globos rosas y leyendas para recordar a Gisela Mota recorrieron el municipio de Temixco.

El llamado Movimiento Cívico por Amor a Temixco aclaró una vez más que no reconocerá a Irma Camacho y menos aún le entregará el palacio municipal, tomado desde el 18 de enero pasado.

Asimismo, refrendó su demanda de que el Congreso local le revoque el mandato a Irma Camacho, y pidió que asuma el liderazgo “una persona realmente identificada con el proyecto de Gisela Mota Ocampo, no que se le entregue de nueva cuenta el municipio a la delincuencia organizada”, como supuestamente lo hizo el exalcalde Miguel Ángel Colín, también cercano a Fidel Demédicis.

Comentarios

Load More