Presidencia transgrede laicidad del Estado: Suprime símbolos nacionales por imagen del Papa

La página web de la Presidencia con los colores del Vaticano. La página web de la Presidencia con los colores del Vaticano.

CIUDAD DE MEXICO, (apro).- Las páginas electrónicas de la Presidencia de la República y de varias secretarías de Estado suprimieron hoy el Escudo Nacional y la identidad institucional del gobierno de México, y fueron sustituidas por la imagen del Papa Francisco y la Catedral, símbolos de la iglesia católica.

A diferencia de la página de la Presidencia de la República, que encabeza Enrique Peña Nieto, las secretarías de Educación Pública (SEP) y Comunicaciones y Transportes (SCT) mantuvieron el Escudo Nacional en sus portales electrónicos, pero dentro de un aura con los colores de El Vaticano y junto a la figura sonriente del Papa.

El articulo 130 de la Constitución establece “el principio histórico de la separación del Estado y las iglesias” y el 124 garantiza que “todo hombre es libre para profesar la creencia religiosa que más le agrade y para practicar las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley”.

Por su parte, la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto público establece, en el artículo 3, que “el Estado mexicano es laico”, y ordena: “El Estado no podrá establecer ningún tipo de preferencia o privilegio en favor de religión alguna. Tampoco a favor o en contra de ninguna iglesia ni agrupación religiosa”.

Sin embargo, el gobierno de Peña Nieto, al suprimir el Escudo Nacional y la identidad institucional oficial con un despliegue de imágenes del Papa Francisco y de la Catedral Metropolitana, manifiesta una clara preferencia por la Iglesia católica y su máximo jerarca.

La propia Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público establece como una infracción a la misma “agraviar a los símbolos patrios”, que podría ser el caso de la sustitución del Escudo Nacional por las imágenes religiosas de la iglesia católica.

Comentarios

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Load More