Reportan otra muerte en el Cerro del Gato, en Tlaquepaque

GUADALAJARA, Jal. (apro).- Autoridades policíacas reportaron el hallazgo del cuerpo de un hombre en un predio del Cerro del Gato, en los límites entre los municipios de San Pedro Tlaquepaque y Tonalá.

Ese lugar, ubicado en la parte oriente de la zona metropolitana de Guadalajara y en una orilla de la mancha urbana, acumula una cifra de 17 personas asesinadas desde 2011 y se sabe de la existencia de una capilla dedicada a la Santa Muerte.

Los agentes de seguridad indicaron que la nueva víctima presentaba huellas de golpes y quemaduras en su cuerpo. Además mencionaron que le faltaba uno de sus brazos y presentaba heridas en pecho, por lo que se sospecha que el cadáver fue devorado -en parte- por algún tipo de animal.

Según la descripción de los policías la víctima, tenía una edad aproximada de 25 a 30 años de edad y los responsables de su muerte dejaron abandonado el cuerpo al interior de bolsas negras de plástico amarradas con un lazo. Hasta el momento se desconoce la identidad de la persona fallecida.

El Servicio Médico Forense confirmó que ese hallazgo ocurrió sobre la calle San Francisco, cerca del cruce con San Pedro en la colonia Mesa de los Músicos, en donde se aseguró el cadáver del hombre en avanzado estado de descomposición y quien falleció “por contusión difusa de cráneo”.

El Cerro del Gato es reconocido por policías y vecinos como una zona peligrosa y seleccionada por delincuentes que acostumbran tirar a sus víctimas muy cerca del lugar donde se localiza la capilla “consagrada” a la figura de la Santa Muerte.
El año pasado, el 13 de febrero de 2015, la Fiscalía General del Estado de Jalisco, confirmó el hallazgo de 4 personas asesinadas y calcinadas, entre ellos dos menores de edad y dos mujeres.

Con diferencia de apenas un año y unas semanas, el 3 de marzo de 2014, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) localizó –en el mismo Cerro del Gato– una fosa clandestina de donde se recuperaron 6 cadáveres.

El año pasado, el exfiscal, Luis Carlos Nájera dijo que los crímenes podrían estar ligados a rituales de algún santero, pero hasta la fecha se desconoce en qué concluyó la investigación de las autoridades estatales, con relación a los crímenes registrados en años pasados, en tanto que la indagatoria sobre el nuevo homicidio apenas inicia.

Comentarios

Load More