Agreden y amenazan de muerte a funcionario de la UdeG en Lagos de Moreno

Roberto Castelán Rueda, funcionario de la Universidad de Guadalajara. Foto: UdeG Roberto Castelán Rueda, funcionario de la Universidad de Guadalajara. Foto: UdeG

GUADALAJARA, Jal. (apro).- Roberto Castelán Rueda, funcionario de la Universidad de Guadalajara, exrector del Centro Universitario de los Lagos -en Lagos de Moreno- y actual director de la preparatoria regional, recibió amenazas de muerte por parte de un hombre conocido como El Borolas.

Estudiantes y maestros del campus lo identifican como un narcomenudista que ingresó a instalaciones de la UdeG y se disponía a vender estupefacientes al interior del plantel.

El funcionario declaró a los medios de comunicación: “Había un joven –que no es de la preparatoria–, que lo habían visto dos o tres veces en una camioneta blanca (afuera de las instalaciones universitarias) y que alguna vez los vieron bajar una bolsa con hierba verde. Entonces vieron que ese joven no era de la escuela y que se había metido y subió hasta el tercer piso y fuimos a bajarlo, lo traje a la dirección… Y al estar en la puerta, me empujó, se negó a entrar, me aventó, lo agarré de la camisa, lo jalé y se le rompió”.

Castelán Rueda explicó al diario digital Proyecto Diez: “El joven se hizo de palabras, (yo) lo invitaba a entrar (a la oficina), salió corriendo (del plantel) y lo perseguimos junto con otros maestros y afuera me retaba a golpes, me aventó un golpe, me dio una patada, me aventó otro a la cara que no me lo dio y empezó a amenazarme de muerte. Me dijo que me iba a matar, que él se encargaba de mí, que yo me había fregado, pero con otras palabras más soeces”.

El hecho ocurrió luego de varios incidentes violentos registrados en el municipio de Lagos de Moreno durante la semana. El pasado miércoles un grupo de sujetos armados atacó a integrantes de la Fuerza Única, con un saldo de dos policías heridos. Al día siguiente se registró un enfrentamiento entre un grupo de hombres armados y agentes de la Fiscalía General del Estado.

Dicho incidente dejó como saldo cuatro presuntos criminales abatidos por las balas de los policías y otros dos que quedaron heridos pero que lograron escapar.

Ese suceso ocurrió después de que se reportó el asesinato de un hombre en la cabecera municipal. En rueda de prensa, el fiscal de Jalisco, Jesús Eduardo Almaguer Ramirez, reconoció que a raíz de los acontecimientos se lleva a cabo una investigación especial.

Dijo que existe un operativo de sobrevigilancia en el que participan autoridades federales, estatales y municipales y que gracias a esa acción se logró a asegurar un campamento de entrenamiento para delincuentes.

En ese lugar se ubicó el miércoles a seis sujetos que al verse sorprendidos por integrantes de la Fuerza Única abrieron fuego en contra de los policías con armas de grueso calibre y granadas de fragmentación; el enfrentamiento se prolongó 20 minutos.

Ahí mismo las autoridades estatales aseguraron restos humanos de una persona incinerada; también se incautaron seis armas de fuego, cinco rifles AK-47 y otro más de tipo AR-15.

En el mismo operativo se incautaron cinco kilogramos de kristal, seis de cocaína en piedra, uno más en polvo, cuatro ladrillos de mariguana con un peso de cuatro kilos cada uno y 23 dosis de la yerba junto con dos mil 500 dosis de kristal.

Además de la droga, las fuerzas estatales decomisaron cuatro vehículos de modelo reciente, entre ellos una camioneta Honda, que fue utilizada en el crimen de una persona en la Plaza Ley de Lagos de Moreno el jueves. Un día antes la misma camioneta fue usada en una agresión contra agentes de la Fuerza Única.

Load More