Mando Único: gana alcalde de Tlaquiltenango batalla legal a Graco

El alcalde de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia. Foto: Margarito Pérez El alcalde de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia. Foto: Margarito Pérez

TLAQUILTENANGO, Mor. (proceso.com.mx).- El alcalde de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia, ganó una nueva batalla legal al gobernador Graco Ramírez al librar la vinculación a proceso por los delitos de “despojo, abuso de autoridad e incumplimiento de funciones públicas” que pesaban en su contra por la decisión de expulsar al Mando Único y recuperar las instalaciones de Seguridad Pública Municipal.

Acompañado de unas 800 personas, además de los otros cinco acusados entre funcionarios y regidores de la actual administración municipal, el edil llegó a las 12 del mediodía a los juzgados de juicios orales ubicados en Jojutla, para sostener una audiencia de presentación de pruebas, misma que se extendió hasta por seis horas.

Al final, cuando faltaban 15 minutos para las 6 de la tarde, el juez determinó que los elementos que presentó la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Morelos resultaron insuficientes para comprobar los tres delitos que supuestamente cometió el edil, quien el pasado 18 de enero, acompañado de más de mil habitantes de Tlaquiltenango, recuperó las instalaciones de la policía, expulsó al Mando Único y nombró a sus propios funcionarios.

Alonso Plascencia, quien ha tenido que pasar por una campaña de ataques mediáticos, confió desde el inicio en que triunfaría pues, dice, tiene la razón. Pero además está pendiente una controversia constitucional que presentó en los primeros días de enero contra el decreto de Graco Ramírez que le impuso el Mando Único desde el pasado 3 de enero.

Al presentarse a la audiencia, el edil contó con el apoyo de más de 800 personas de la cabecera municipal, comunidades, colonias y rancherías del municipio más grande del estado, quienes volvieron a manifestarse en esta cabecera municipal en apoyo al edil de Tlaquiltenango y funcionarios del ayuntamiento, quienes establecieron un plantón y cerraron la calle 5 de Febrero de Jojutla a la espera del regreso de Alonso Plascencia, de lo contrario advirtieron que no permitirían que lo vincularan a proceso, “si se queda nos quedamos todos”, gritaban.

Entre otras consignas, decían: “Graco, el pueblo no te quiere”, “Alonso, el pueblo te apoya”, “Graco decía que todo cambiaría, mentira, mentira, la misma porquería”, “Enrique, amigo, el pueblo está contigo”, “Graco, llegó y el pueblo se chingó”.

En entrevista al salir de la audiencia, Plascencia dijo que es respetuoso de la ley, que “gracias a la unión de Tlaquiltenango se hizo un proceso apegado a derecho”, además de que el estado no aportó elementos suficientes para que fueran vinculados a proceso por los delitos citados.

Dijo que con esto demostró que no violentó el decreto del gobierno del estado que el Mando Único sigue operando en Tlaquiltenango, lo cual demostró en la audiencia.

Recordó que tiene una controversia en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que se revise el decreto con el que Graco Ramírez impuso el Mando Único, porque “con fundamento en derecho tiene cómo demostrar que han violentado las garantías constitucionales”, por lo que espera el resultado que emita la SCJN, lo cual acatará.

Aceptó que la demanda del Estado en este caso fue interpuesta por la Consejería Jurídica del Gobierno del Estado de Morelos, ha desgastado al municipio, pero que con tranquilidad demostraron que no faltan a la ley.

Finalmente recordó que con base a los artículos constitucionales 89 y 115 la obligación del municipio es la prevención del delito y por ello en Tlaquiltenango “tienen a un jefe encargado de la prevención del delito, una policía local y tránsito, pero por la controversia constitucional no hay director de policía”.

El edil marchó por las principales calles de Tlaquiltenango con sus seguidores, entre ellos una cabalgata de ganaderos de la localidad, como una forma de celebrar el hecho de que ha propinado un golpe a la intenciones del gobernador de imponer a cómo dé lugar el modelo del Mando Único policial.

Ello a pesar de que la Fiscalía tiene todavía la posibilidad de apelar la decisión del juez, quien consideró que los elementos de prueba no son suficientes para vincular a proceso al alcalde.

De acuerdo con la información disponible, la Fiscalía buscará la apelación con la idea de lograr fincar responsabilidades al edil.

El ejemplo de Alonso Plascencia podría propagarse a otros municipios donde la población hace serios reclamos por abusos policiacos, así como de clara ineficiencia en la prevención o el combate a los delitos.

Comentarios

Load More