Crece oposición a la rueda de la fortuna de Mancera en Chapultepec

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese a la manifestación realizada ayer por diputados locales y asociaciones vecinales contra la instalación de una rueda de la fortuna en pleno Bosque de Chapultepec, el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera defendió el proyecto y aseguró que la obra “está en curso”.

En una nueva polémica por planes de infraestructura en la Ciudad de México, particularmente en la zona de Chapultepec, el funcionario aseguró que el proyecto no provocará “ninguna afectación al patrimonio histórico” de la zona.

Convocada a través de redes sociales con las etiquetas #ElBosqueNoSeToca y #SalvemosChapultepec, la protesta de ayer se realizó en el Paseo de la Reforma, frente al Museo de Arte Moderno. Como principales críticas se mencionó el hecho de que presuntamente atenta contra la normatividad del Área de Conservación Patrimonial y la normativa de Uso de Suelo de Área Verde.

“Al pulmón de la ciudad le quieren quitar árboles para poner negocios”, decía la invitación y las mantas de protesta. Además, según los vecinos de distintas colonias de la delegación Miguel Hidalgo, el proyecto no tuvo los estudios necesarios ni se les consultó al respecto.

Entre los diputados que acudieron a la manifestación estuvieron César Cravioto, presidente del grupo parlamentario de Morena, y Margarita Martínez Fisher, integrante del PAN y presidenta de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana; ambos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

El primero informó que impulsará una consulta ciudadana sobre el proyecto; en tanto, la segunda dijo que solicitará la comparecencia de la secretaria de Medio Ambiente Tanya Müller para que explique el proyecto que, a su juicio, “viola el uso de suelo establecido en el Programa Delegacional de Desarrollo Urbano en la Miguel Hidalgo en materia urbana, ambiental y patrimonial”.

Ante esas críticas y en respuesta a las preguntas de la prensa, este lunes Miguel Ángel Mancera minimizó los señalamientos de los legisladores:

“Yo creo que está muy claro ahí quiénes son, los están atendiendo, si han tenido reuniones con los mismos actores que estuvieron por ahí, ya se han tenido reuniones, no se dejarán de tener reuniones y vamos a ver lo que más le pueda funcionar a la Ciudad de México”, dijo.

El pasado 30 de enero, el mandatario local dijo que la Sedema ha hecho estudios y análisis en coordinación con el Consejo Rector del Bosque de Chapultepec.

“Los integrantes de este Consejo son los que han revisado estos temas y son los que están viendo y tienen los estudios correspondientes” aseguró. Luego, ofreció a los medios de comunicación que la Sedema les daría los resultados de dichos estudios.

Gran Rueda CDMX. Foto: https://www.lagranrueda.com/

Gran Rueda CDMX. Foto: https://www.lagranrueda.com/

El proyecto

El proyecto de instalación de la “Gran Rueda CDMX” se ubica en la Primera Sección del Bosque de Chapultepec, en la zona de estacionamiento del Museo de Arte Moderno.

De 60 metros de altura, con 42 góndolas climatizadas con capacidad para ocho personas cada una, y muy al estilo de algunas ciudades de Europa, tiene la intención de convertirse en una de las principales atracciones turísticas de la ciudad, según el gobierno capitalino.

El diseño, fabricación e instalación está a cargo de la empresa holandesa Dutch Wheel International, que ha instalado ruedas en las principales ciudades del mundo. La inversión aproximada es de 200 millones de pesos y según las proyecciones de los involucrados, se estiman ventas anuales por 35 millones de pesos y utilidades entre ocho y 10 millones de pesos cada año.

Según informó la empresa la Gran Rueda CDMX el pasado 1 de febrero, este proyecto “recibirá ocho millones de pesos por concepto de renta del espacio, 30 mil boletos gratis al año y aportaciones adicionales para proyectos especiales del Bosque de Chapultepec. El costo del boleto fluctuará entre 70 y 100 pesos y ofrecerá continuamente promociones de 2×1”.

Al respecto, la organización social “Ecomunidades” alertó que el proyecto amenaza con la privatización de uno de los espacios públicos de mayor valor cultural del país:

“Un sitio sagrado de los habitantes del Valle de México desde la época Teotihuacana – 100 aC-600 dC,  ligado a la cultura mexica, (pues) tuvo templos de  Moctezuma Ilhuicamina, Ahuizoltl, Moctezuma Xocoyotzin, así como de Netzhulacoyotl ;situado en el más viejo bosque de esta ciudad,  junto al cerro de Chapultepec, rodeado de sitios históricos, museos y rincones apacibles. Los mercaderes en el templo”.

Su construcción, advirtió, es un “atentado mayor a la cultura y al medio ambiente de la Ciudad de México, bendecido por las autoridades de la cultura y el medio ambiente de esta ciudad y del país”. Incluso, comentó que su instalación puede acelerar la construcción del Cetram del Metro Chapultepec y una torre de más de 40 pisos.

Esta nueva polémica en la zona de Chapultepec se presenta a menos de tres meses de que los habitantes de la zona, a través de una consulta ciudadana, frenaron la construcción del Corredor Cultural Chapultepec-Zona Rosa promovida por Simón Levy, director de la Agencia de Promoción, Inversión y Desarrollo para la Ciudad de México (ProCDMX).

Comentarios