Creció PIB 2.5% en 2015: Inegi; la cifra es menor a lo esperado por las reformas

Trabajadores de la construcción en la Ciudad de México. Foto: Eduardo Miranda Trabajadores de la construcción en la Ciudad de México. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En materia de crecimiento económico, el 2015 fue el mejor de los primeros tres años de la administración de Enrique Peña Nieto.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó hoy que el Producto Interno Bruto (PIB) creció 2.5% el año pasado, contra el 2.3% del 2014 y el 1.3% del 2013.

Esa es una buena noticia. Pero las malas son muchas más.

El ritmo de crecimiento de la economía mexicana sigue siendo muy mediocre: apenas un 2% en promedio por año, justo la mitad de lo que creció –4%– en los últimos tres años del sexenio anterior, el de Felipe Calderón Hinojosa que, para mayor mérito, debió sortear la gran recesión de los años 2008-2009 que hizo caer la economía del país en más de 4% el último año de ese bienio.

Peor aún, el dato de crecimiento económico que hoy dio a conocer el INEGI, confirmó el fracaso de los pronósticos oficiales que, en medio de la algarabía por las famosas reformas estructurales, auguraban un escenario promisorio.

En efecto, el 13 de diciembre de 2013 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto presidencial que ponía en marcha el Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo (Pronafide) 2013-2018, en el que se establecían los ritmos de crecimiento económico sin reformas (“crecimiento inercial”) y con reformas.

En ese documento se estimaba que sin reformas la economía crecería, de manera “inercial”, 3.8% en 2015; 3.7% en 2016; 3.6% en 2017, y 3.5% en 2018, el último año de la administración actual.

Pero con las radicales reformas estructurales, el crecimiento económico sería notoriamente mayor: 4.7% en 2015; 4.9% en 2016; 5.2% en 2017, y 5.3% en 2018.

Pero la realidad, como siempre, se le impuso al gobierno de Peña Nieto: el crecimiento del PIB de 2.5% en 2015 que anunció hoy el Inegi no alcanza a ser del tamaño inercial que se esperaba, sin reformas, de 3.8%.

Quedó 1.3 puntos porcentuales abajo. Y 2.2 puntos por debajo del crecimiento con reformas, de 4.7%, que esperaba la imaginación de las autoridades hacendarias que comanda Luis Videgaray Caso.

Peor aún, los datos del Inegi describen un estancamiento de la economía. Con cifras desestacionalizadas, en el cuarto trimestre de 2015 la economía creció 0.5% respecto del tercer trimestre del mismo año.

Es decir, una décima de punto porcentual menor al 0.6% que preliminarmente había señalado el propio instituto; y menor también al 0.8% en que creció la economía en el tercer trimestre de 2015.

Analistas del grupo financiero Banamex-Citigroup señalaron hoy, luego de conocer la información del Inegi, que:

“Desde una perspectiva a corto plazo, la actividad económica se estancó en diciembre. Medida por el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) —aproximación mensual del PIB–, no registró cambio respecto al mes previo, tras registrar aumentos mensuales en los seis meses previos.

“Sobre la serie original (sin ajustes), el IGAE creció 2.6% anual en diciembre, tasa similar a la del mes previo (2.7% anual). Anticipamos que fuera de 2.2% anual, luego del decepcionante dato industrial del mes (0.0% anual); sin embargo, el mal desempeño industrial fue compensado con resultados en los sectores primario y de servicios mejores a los que anticipamos”.

En resumen: mediocre crecimiento… que apunta al estancamiento.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso