Rechazan convocatoria a foros sobre aborto y bodas gay en Colima

Provida protesta contra despenalización del aborto en la Corte. Foto: Octavio Gómez Provida protesta contra despenalización del aborto en la Corte. Foto: Octavio Gómez

COLIMA, Col. (apro).- El presidente del Comité de Derechos Humanos No Gubernamental (CDHNG), Efraín Naranjo Cortés, consideró un “rotundo error” del Congreso local la convocatoria a foros de consulta sobre despenalización del aborto y legislación del matrimonio igualitario, dado que estos temas “no son asunto de mayorías, sino simplemente del respeto a la dignidad humana de todos los grupos sociales”.

Indicó que esa misma estrategia fue adoptada por la LV Legislatura, que en 2008 se valió de consultas similares para sustentar su rechazo en aquella ocasión a las sociedades de convivencia y a una iniciativa de despenalización de la interrupción del embarazo.

Luego de que el ayuntamiento de Cuauhtémoc empezó a celebrar matrimonios entre parejas del mismo sexo, la LVII Legislatura creó en 2013 la figura de enlace conyugal para reconocer legalmente las uniones homosexuales y reservó la denominación de matrimonio sólo para heterosexuales, pero dos años después la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional y discriminatoria esa diferenciación.

Sin haber derogado hasta ahora la figura de enlace conyugal, el Congreso estatal convocó a foros sobre el matrimonio igualitario.

Según Efraín Naranjo, “para tener la razón no se necesita mayoría, puede el 99% estar equivocado y el 1% tener la razón, más todavía en este caso concreto donde la Corte determinó que es inconstitucional cualquier otro concepto que no sea matrimonio igualitario”.

Luego advirtió que si el Congreso local no legisla en ese sentido estaría desoyendo a la SCJN, que ha decidido de una manera clara que el reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo debe ser a través de matrimonios igualitarios, en las mismas condiciones que los heterosexuales.

Naranjo Cortés consideró riesgosa la realización de esta consulta en estos casos en particular, porque a su juicio los derechos humanos no deben someterse a votación.

“Ojalá –dijo– sea por ignorancia y no por mala fe, aunque por ignorancia también es grave, pero por mala fe sería peor desde mi perspectiva; creo que entrar a una dinámica de respeto absoluto a todas las personas es difícil para gente que nunca ha creído en eso, me consta, pero sé que no queda otra más que insistir en la necesidad de que se reconozca que todos somos iguales, que todos tenemos los mismos derechos y que hacerlo realidad es una obligación del Estado”.

En el caso del foro sobre la despenalización del aborto, señaló que aplicaría el mismo criterio, en el sentido de que no es cuestión de mayorías ni de minorías, sino de derechos humanos fundamentales que existen y deben respetarse tal cual.

El activista mencionó que aunque podría pensarse que con los foros el Congreso de mayoría panista busca “lavarse las manos” sobre esos temas, “en el fondo veo que tienen miedo según ellos a que los votantes puedan decir: ‘Mira, qué tipo de diputadas y diputados elegimos que están echando a perder a la sociedad’, pero no, la población eligió a los legisladores para que hagan lo que la ley dice, no lo que Dios o la Iglesia diga; si estas personas se están dedicando a hacer valer lo que la Iglesia dice, deberían irse de monjas o de curas pero no de diputados”.

Comentarios

Load More