Exigen diputados a González Anaya indagar desvío de recursos en Pemex

González Anaya durante su comparecencia en San Lázaro. Foto: Eduardo Miranda González Anaya durante su comparecencia en San Lázaro. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Legisladores de PAN, MC, Morena y PRD demandaron al nuevo director de Pemex, José Antonio González Anaya, que investigue los excesos y posible desvío de recursos en que incurrió el extitular de la llamada empresa productiva del Estado, Emilio Lozoya Austin.

Por ejemplo, Armando Rivera Castillejos, legislador del PAN, pidió verificar si efectivamente Lozoya Austin utilizó para actos privados aeronaves que se contrataron a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Incluso, el diputado panista proporcionó el número de convenio celebrado con Sedena y que alcanzó un monto de 2 mil 445 millones de pesos.

Luego de calificar el acto como una “irresponsabilidad”, el panista presentó una segunda denuncia: se trata de la contratación del parque vehicular, “muy similar al que celebró el Seguro Social este año, con una gran diferencia, el contrato del IMSS tiene un costo unitario de cerca de la mitad de lo que tiene el de Pemex”.

Y exigió: “Le pedimos un acto de coherencia: rescinda este contrato, a todas luces en desventaja para la empresa, y gire instrucciones para que se inicie una investigación al signatario de dicha licitación, el señor Antonio Leyva Hernández, y contra el responsable final, Emilio Lozoya, ya que esto es seguramente la punta del iceberg de la corrupción existente en Pemex.

Antes, el representante de Movimiento Ciudadano (MC), Macedonio Tamez, pidió indagar el paso de Lozoya por la exparaestatal “porque existen indicios de adquisiciones sospechosas de fertilizantes, aviones, así como la contratación de personal y arrendamiento de automóviles”.

En sus respuestas el director de Pemex, quien daba muestras de total desconocimiento en materia técnica, ignoró toda alusión a su antecesor, mientras que en el caso del anunciado recorte presupuestal de cien mil millones de pesos reiteró su dicho del lunes 29 de febrero.

De todos los señalamientos únicamente aceptó el tema de la adjudicación del parque vehicular y, aunque no dijo con claridad que el contrato del IMSS era 50% más barato que el de Pemex, a pesar de ser similar, anticipó que sí se anulará.

“Alrededor del contrato de arrendamiento es que estamos en proceso de detenerlo, así que no, eso no va a ocurrir, no era en las mejores condiciones para la empresa, se va a reponer el proceso dentro de los cauces de la ley”.

Morena, a través de la diputada Rocío Nahle, recriminó que se esté despidiendo a trabajadores sin un análisis sobre la demanda de materia de trabajo, incluso reveló que esta misma mañana, en Coatzacoalcos, los empleados de Pemex estaban en espera de que se les liquidara sin saber el motivo de esa acción.

Debido a la falta de respuestas sobre los señalamientos contra Emilio Lozoya y a la demanda de que se investigue al extitular de Pemex, en la segunda intervención del PAN, a través de Nelly del Carmen Márquez Zapata, se insistió a González Anaya.

“…quisiera decirle que quedaron pendientes sus respuestas sobre el contrato de las aeronaves para transportar a Emilio Lozoya y el convenio con Sedena por más de 2 mil 445 millones”, soltó la panista.

González Anaya no pudo evadir más y hábilmente recurrió a la “reserva” del convenio con Sedena.

“…el contrato existe con Sedena, son para aeronaves que tienen doble propósito: transporte de personal, pero también para el combate al robo de combustibles, por lo tanto ese convenio está reservado, no tengo más información y no podría dar más información, pero el convenio existe”, admitió.

Efectivamente, desde el sexenio pasado, a partir del 2011, Sedena ha firmado convenios con la Secretaría de Hacienda para brindar seguridad en la empresa productiva del Estado, sobre todo en Pemex Exploración y Producción.

En la Cuenta Pública 2013, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) emitió varias recomendaciones sobre todos los convenios celebrados en 2011, 2012 y 2013, debido a que no se tiene claridad sobre la forma en que operan.

Pero independientemente de ello, los diputados del PAN no preguntaban sobre el convenio, que como reconoció José Antonio González, sí existe, sino que las aeronaves involucradas en ese convenio fueron utilizadas por Emilio Lozoya Austin para uso personal, para actividades privadas y que no tienen que ver con Pemex. Algo similar a lo que hizo el exdirector de Conagua, David Korenfeld, y que le valió la remoción en el cargo, ello por decisión presidencial.

Además de no responder a los señalamientos contra Emilio Lozoya, el nuevo director de Pemex se concentró en insistir en que ésta tiene un problema de liquidez pero no de solvencia, y que el recorte no implicará que se dejen de hacer los proyectos, sino que éstos se realicen en asociación y “alianzas estratégicas”, lo que implicará menor inversión de la exparaestatal.

La diputada Rocío Nahle reclamó al funcionario federal y sostuvo que Morena está en contra de una alianza estratégica en materia de refinación porque ello no es más que “privatización”.

Sostuvo que dinero sí lo hay en Pemex, y como ejemplo recordó los 70 mil millones de pesos que son de la empresa productiva del estado y están catalogados como “aprovechamientos”.

O por ejemplo, abundó, todo lo que hay en PMI, la filial encargada de comercializar Pemex en el extranjero.

También destacó que hay por lo menos 14 filiales en el extranjero que generan anualmente 1.2 billones de pesos anuales; “dinero hay”, sostuvo, el problema es que estas filiales no están sujetas a la transparencia “y no sabemos cómo se gastan o invierten esos recursos”.

González Anaya insistió en que el recorte de los cien mil millones de pesos se debió a que se aprobó un presupuesto con una estimación de 50 dólares en el precio del barril de petróleo, pero con la caída de los precios internacionales esto se ha tenido que ajustar.

También adelantó que se liquidará 90% de la deuda a pequeños y medianos proveedores de la exparaestatal.

Y sobre los despidos, el director de Pemex dijo que se hará con respeto al contrato colectivo y siempre en coordinación con el sindicato.

Luego informó que al cierre de 2015 la deuda financiera de Pemex fue de 86 mil millones de pesos, de los que 23% es interna y el resto deuda externa, misma que se encuentra a tasa fija, “por lo que no representa problema”, y admitió que sólo la deuda de 23% se pactó a tasa flotante.

El director de Pemex compareció ante la Comisión de Energía luego de que el PRI diera marcha atrás a su decisión de que lo hiciera frente al pequeño grupo que conforma la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Incluso el PAN se lo recriminó:

“Sea usted bienvenido, si hoy estamos aquí reunidos es porque el grupo parlamentario del PRI y sus aliados –que hacen mayoría– nos obsequiaron la presencia del director general de Pemex. Sin embargo, la petición la hice en la Jucopo el pasado mes de noviembre. Es decir, sí son generosos (los priistas) pero inoportunos. Ya perdimos casi cuatro meses para abordar el tema no solamente de mi interés y del PAN, sino de todos los mexicanos”, fustigó el diputado panista Armando Rivera Castillejos.

José Antonio González Anaya se reunió la semana pasada en privado con los integrantes de la Jucopo y, por presión de los demás partidos, finalmente se decidió su comparecencia en comisiones este martes 8.

Comentarios

Load More