Exige la FIFA devolución de millones de dólares que recibió por sobornos

Gianni Infantino. Foto: AP Gianni Infantino. Foto: AP

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En medio del escándalo de corrupción que se destapó en mayo de 2015, la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA) exigió a la justicia de Estados Unidos que le sean devueltos “decenas de millones de dólares” que recibió por sobornos y que fueron incautados por fiscales federales de ese país.

Si bien reconoció por primera vez la compra de votos en elecciones para las sedes de los Mundiales, la FIFA envió ayer un documento de 22 páginas a la oficina del fiscal de Estados Unidos en Nueva York para reclamar la devolución de gran parte de los 190 millones de dólares ya abonados por responsables del mundo del futbol y del marketing que se declararon culpables en el caso de corrupción.

“Todas las personas acusadas abusaron de las posiciones de confianza que mantenían en la FIFA y en otras organizaciones de futbol y causaron un daño muy grave y duradero a la FIFA, sus asociaciones, miembros y la comunidad del futbol”, expresó en un comunicado el recién electo presidente del organismo, Gianni Infantino.

“El dinero que ellos se quedaron pertenece al futbol global y estaba destinado para el desarrollo y promoción del juego.

La FIFA, como el organismo que regula el futbol en el mundo, quiere recuperar ese dinero y está decidida a tenerlo sin importar cuánto tiempo lleve”, advirtió el dirigente.

El organismo asegura ser víctima de la actuación de individuos corruptos, pese a las críticas extendidas de que el cobro de sobornos formaba parte de la cultura de de la FIFA durante las presidencias de Joao Havelange y Joseph Blatter, a quien el escándalo obligó a dimitir tras 17 años en el cargo.

De acuerdo con Gianni Infantino, “los acusados desviaron dinero no sólo de la FIFA, sino también de jugadores, entrenadores y aficionados de todo el mundo que se benefician de los programas que la Federación implementa para desarrollar y promocionar el deporte”.

Prosiguió: “Estos dólares estaban destinados a construir campos, no mansiones ni piscinas; uniformes de futbol, no joyas ni autos; y para apoyar a futbolistas jóvenes y la preparación de entrenadores, no para subrayar una vida de lujo para los ejecutivos”.

Load More