Consignan a 7 policías de Papantla por desaparición de 3 jóvenes

El operativo en Papantla, Veracruz. Foto: Tomada de Twitter El operativo en Papantla, Veracruz. Foto: Tomada de Twitter

XALAPA, Ver. (apro).- El secretario de Seguridad Pública de Papantla, Bernardino Olmedo Castillo, y seis policías municipales fueron detenidos y consignados al penal regional por su presunta participación en la desaparición forzada de tres jóvenes el pasado 19 de marzo.

Esta es la segunda ocasión en lo que va del año en que agentes municipales son involucrados en desapariciones forzadas. La primera fue con el caso de la desaparición forzada de cinco jóvenes en Tierra Blanca el pasado 11 de enero.

La detención de los elementos de Papantla se realizó esta mañana, cuando agentes ministeriales de la Fiscalía General del Estado (FGE) y del Ejército requisaron la Policía Municipal.

Además de Olmedo Castillo, fueron detenidos Higinio Bastián Santiago, Rufino Pérez Baltazar, José Luis Ramiro García, Benito Velázquez, Reyes León de la Cruz y Mauro Olmedo.

La requisa fue un operativo sorpresa que inició al momento del cambio de turnos, cuando se encontraba acuartelada toda la corporación. En un segundo acto, los policías municipales que resguardan el palacio municipal también fueron requisados y posteriormente trasladados a la comandancia policiaca.

Al hacer el acuartelamiento de 45 elementos policiacos, la Fiscalía confirmó la detención de los siete uniformados a quienes se les incrimina por la desaparición de Humberto Morales, Jesús Ticante y Alberto Pérez.

Según la FGE, la Policía Ministerial ejecutó las órdenes de aprehensión obsequiadas por el juez de control, luego de la solidez mostrada en la integración de la carpeta de investigación 326/2016, iniciada el pasado 20 de marzo.

De acuerdo con diferentes testimonios que constan en la indagatoria, los señalamientos directos son contra policías municipales que presuntamente subieron a los tres jóvenes a unas patrullas.

Sólo los familiares de dos de las víctimas han interpuesto denuncia formal.

Luego de solicitar los informes correspondientes a la Policía Municipal y de identificar a los tripulantes de las unidades policiales del ayuntamiento, los efectivos fueron requeridos para declarar ante el fiscal. Sin embargo, se acogieron al artículo 20 constitucional para no declarar.

No obstante, las pruebas recabadas en la investigación –entre ellas prácticas periciales a las patrullas y al vehículo Chevrolet Aveo rojo que era tripulado por los jóvenes, criminalística de campo, diferentes entrevistas y los testimonios aportados por testigos oculares–, fueron suficientes para que el juez otorgara las órdenes de aprehensión contra los siete elementos policiacos.

Los policías intervenidos comenzaron a rendir su declaración en la Unidad Integral de Procuración de Justicia del VII distrito, donde quedó restringido el acceso a la prensa.

Tras su consignación al penal regional, la FGE dijo que la indagatoria no concluirá hasta lograr la localización de los jóvenes y el total esclarecimiento de los hechos.

Este caso es el segundo, en lo que va del 2016, en que policías municipales resultan involucrados en desapariciones forzadas. El escándalo que conmocionó a los veracruzanos ocurrió el pasado 11 de enero, cuando en Tierra Blanca cinco jóvenes fueron detenidos por elementos de la Policía Municipal, quienes los entregaron a miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Dos meses después, la Gendarmería Nacional y la Subsecretaría de Gobernación concluyeron que los jóvenes fueron asesinados y calcinados en un rancho del municipio de Tlalixcoyan.

Comentarios

Load More