El pasaporte de Lozoya en #PanamaPapers

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, dio más luz sobre la existencia de una copia de su pasaporte en los archivos Mossack Fonseca, el despacho panameño experto en paraísos fiscales, cuyos archivos fueron revelados el domingo en la investigación internacional #PanamaPapers.

“Es posible que en alguna transacción antes de ser funcionario público, cierta contraparte empresarial con la que haya tratado a nivel internacional, intentó crear esta estructura. Lo cual, de ser el caso, nunca se concretó”, escribió Lozoya en su cuenta de Twitter @EmilioLozoyaAus luego de que su nombre fuera publicado como parte de los mexicanos relacionados con la firma panameña.

“Nunca he tenido trato, de ninguna índole, con el despacho Mossak Fonseca”, escribió el exfuncionario en la misma cuenta en la que Proceso lo buscó la semana pasada para consultarlo sobre su relación con la firma panameña.

En un amplio reportaje sobre los mexicanos en #PanamaPapers, proceso.com.mx publicó el domingo que el pasaporte de Lozoya estaba en los archivos Mossack Fonseca en un intento de compra de una empresa offshore a través de Dubai, pero que los archivos filtrados impedían saber si finalmente ocurrió:

“…Emilio Lozoya Austin, el primer director de Pemex del gobierno de (Enrique) Peña Nieto, buscó también establecer relación con Mossack Fonseca. Antes de integrarse al equipo de Peña, Lozoya fue miembro del Consejo de Administración del Grupo español OHL, en México, otra firma de infraestructura cercana al presidente de la República. En marzo de 2011, Lozoya Austin pretendió crear una sociedad con la firma panameña a través de Dubai.

“La información disponible no refiere si se concretó la operación, pero una copia del pasaporte del exdirector general de Pemex está en los archivos de Mossack Fonseca como prueba del acercamiento, ocurrido poco antes de que se integrara como consejero de Infoglobal, una compañía de sistemas de telecomunicaciones en la que participaba el yerno de Juan Miguel Villarmir, dueño de OHL (Proceso 2056).

A la media noche del domingo, casi mediodía después de que la revelación de los archivos de Mossack Fonseca fuera noticia internacional, Lozoya recurrió al Twitter para explicar por qué su nombre surgió entre los 11 millones y medio de documentos filtrados.

Sin embargo, negó, “categóricamente haber registrado o creado empresa alguna en Panamá, o que haya tenido o tenga cuentas bancarias en ese país”. Aseguró que siempre ha cumplido con el pago de impuestos “en todas las jurisdicciones en que he debido hacerlo”.

La revista Proceso formó parte de la investigación internacional #PanamaPapers que duró casi un año y fue coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en ingles), que tiene su sede en Washington.

El ICIJ trabajó durante casi un año con más de 300 periodistas de todo el mundo, a partir de una filtración anónima al diario alemán Süddeustche Zeitung, de Münich.

Comentarios