Asume Cárdenas Fonseca como suplente de Mónica Arriola

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese a las protestas de senadoras del PRD y el PAN, a quienes se sumó el legislador Armando Ríos Pitter, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara Alta, Roberto Gil Zuarth, tomó protesta a Manuel Cárdenas Fonseca como nuevo senador de la República en suplencia de la senadora Mónica Arriola Gordillo, fallecida en marzo pasado.

Luego de que la perredista Angélica de la Peña pidió a Gil Zuarth aplazar la toma de protesta de Cárdenas Fonseca hasta que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resuelva sobre la impugnación presentada por Mirna Saldívar, quien adujo violación a la paridad de género en la integración de las fórmulas del Partido Nueva Alianza (Panal), el presidente del Senado respondió que eso sería violar la Constitución.

En su queja ante el TEPJF, Saldívar argumentó que en la elección en la que participó la fallecida senadora Arriola Gordillo –como candidata propietaria por el principio de representación proporcional– estaba vigente la sentencia 12624/2011, que ordenaba a los partidos integrar las fórmulas –titular y suplente– por personas del mismo sexo.

Sin embargo, Gil Zuarth recordó a los inconformes que en materia electoral no hay suspensión de actos, y que el Panal modificó en tres ocasiones la fórmula de la senadora Arriola Gordillo y en ninguno de los cambios fue impugnado.

En 2012 el Panal cumplió con la ley vigente que marcaba que los partidos debían postular al menos 40% de mujeres, por lo que registró ante el IFE 32 fórmulas de candidaturas plurinominales al Senado, de las cuales 15 fueron para mujeres, 16 para varones, y una mixta (para ambos sexos).

La fórmula que ocupó el primer lugar en la lista de representación proporcional –la de posibilidades reales de llegar al Senado– fue para Mónica Arriola como propietaria y Manuel Cárdenas como suplente, con lo que el Panal ignoró la sentencia del TEPJF y el acuerdo del IFE –ambos de 2011– donde se ordenaba que titulares y suplentes de las candidaturas fueran del mismo sexo para evitar que si las mujeres resultaban ganadoras dejaran el cargo a un varón en caso de pedir licencia o por fallecimiento, como ocurrió con la senadora de Nueva Alianza.

Comentarios