Se cumple un año de emboscada y asesinato de 15 policías en Jalisco

GUADALAJARA, Jal. (apro).- Autoridades del estado encabezaron este miércoles una ceremonia para recordar a los 15 policías asesinados el 6 de abril de 2015 en el municipio de San Sebastián de Oeste, cerca del poblado de Soyatán, donde elementos de Fuerza Única fueron emboscados por presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En aquella ocasión cinco patrullas quedaron en medio de una lluvia de balas y granadas de fragmentación que los sicarios lanzaron desde la parte alta y los extremos de la carretera. En el ataque perdieron la vida 15 uniformados y cinco resultaron gravemente heridos.

Varios de los cuerpos y algunas patrullas quedaron totalmente calcinados por el efecto del fuego. Incluso algunas partes metálicas del interior de los motores de las unidades fueron sometidas a tal nivel de temperatura que se derritieron.

El día de la emboscada los agentes salieron poco después de las 14:00 horas de Puerto Vallarta rumbo a esta capital, y poco después de pasar el acceso al poblado de Soyatán, sobre la carretera Puerto Vallarta-Las Palmas-Mascota-Guadalajara, fueron sorprendidos por decenas de sicarios que lo esperaron por más de 12 horas.

Según la Fiscalía General del estado, en el ataque participaron alrededor de 80 sicarios.

De acuerdo con el testimonio de uno de los sobrevivientes, momentos antes de la agresión el comandante que encabezaba el convoy pidió a sus subalternos adelantarse en el recorrido, mientras él, sin dar mayores explicaciones, retrasó su avance.

Recordó que junto con otros compañeros que iban en la retaguardia de la partida policiaca, logró sobrevivir al darse cuenta de la emboscada en la que habían caído y decidieron echarse en reversa a toda velocidad.

Al ingresar a la curva donde estaban apostados los asesinos, dijo, únicamente escucharon la detonación de armas de fuego y vieron cómo caían las hojas de los arbustos ante el impacto de las balas.

No se podía ver a los que disparaban contra los gendarmes porque los sujetos se mantenían ocultos entre la maleza y los montículos ubicados a los dos extremos de la carretera, dijo.

Los sicarios abrieron fuego con armas de grueso calibre durante media hora, añadió a un diario local.

Destacó que los atacantes poncharon las cuatro llantas de la patrulla en la que viajaban, pero aun así consiguieron escapar.

Luego de caer en una cuneta, dijo, como pudieron se desplazaron hasta el interior de un tubo de drenaje a un costado de la carretera, y uno de sus compañeros se hizo pasar por muerto.

Tras los hechos, el gobierno federal inició la “Operación Jalisco”, que arrancó en el municipio de Villa Purificación, donde los agentes policiacos estuvieron a punto de capturar al líder del CJNG, Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho. Ese mismo día fue derribado un helicóptero militar, con saldo de nueve soldados muertos.

El 22 de mayo de 2015, luego de la masacre en San Sebastián del Oeste y el enfrentamiento entre fuerzas federales y presuntos integrantes del CJNG en Villa Purificación, 43 presuntos integrantes del CJNG fueron abatidos en un rancho ubicado en el municipio de Tanhuato, Michoacán.

Después de esos acontecimientos, las fuerzas federales aumentaron su presencia en toda la entidad.

Comentarios