Gobierno de Michoacán admite eventual resurgimiento de autodefensas

Autodefensas en Tancítaro, Michoacán. Foto: Enrique Castro Autodefensas en Tancítaro, Michoacán. Foto: Enrique Castro

MORELIA, Mich. (apro).- Luego de que el portal de Proceso diera a conocer el posible resurgimiento de los grupos de autodefensas en cuando menos 47 poblaciones de la entidad, el secretario de Gobierno estatal, Adrián López Solís, admitió que está latente ese posibilidad, debido al hartazgo que pudiera suponer la aparición y presión de grupos delictivos.

En contraste, el subsecretario de Seguridad Pública, Carlos Gómez Arrieta, negó la existencia de estos grupos y por el contrario afirmó que quien ande por las calles armado será “detenido sin miramiento”.

En entrevistas por separado, Gómez Arrieta dijo que en Michoacán no hay nuevos grupos de autodefensas y quienes bajo esta figura anden por la calle portando armas, o pretenda alterar el orden, serán detenidos.

El subsecretario de Seguridad Pública –por cierto acusado por varios comunicadores nacionales de impedirles su trabajo el martes durante la detención de 19 mujeres de Nueva Italia– declaró que habrá “cero tolerancia” hacia civiles armados que pretendan usurpar las funciones del estado.

También reveló que la división de Fuerza Rural está por extinguirse, toda vez que sus integrantes pasarán a formar parte de la Policía de Michoacán, luego de que aprueben todos los exámenes de control y confianza, sepultando así el sueño dorado del excomisionado Alfredo Castillo y Peña Nieto, creadores del proyecto para los expolicías comunitarios y autodefensas.

El funcionario detalló en el tema de Tierra Caliente se va a incrementar la vigilancia en Apatzingán, pero que también se extenderá a Lázaro Cárdenas para seguir conteniendo al crimen e inhibir la comisión del delito.

Por su parte, el secretario de Gobierno Adrián López Solís negó que la administración de Silvano Aureoles ataque a los extintos grupos de autodefensa y, por el contrario, manifestó la apertura del mandatario para iniciar el proceso de formalización de quienes en un momento tomaron las armas y deseen seguir realizando labores de seguridad en sus comunidades.

Y a un mes de que se decretara la extinción de la figura de las autodefensas, López Solís aseguró que un gran sector de estos civiles han declarado su deseo por deponer las armas y regresar a sus actividades normales, donde el gobierno les ha apoyado hasta con 90 mil pesos como apoyo para que establezcan proyectos productivos.

Comentarios

Load More