EU inicia “investigación criminal” por #PanamaPapers

Policías en las oficinas de Mossack Fonseca en Panamá. Foto: AP / Arnulfo Franco Policías en las oficinas de Mossack Fonseca en Panamá. Foto: AP / Arnulfo Franco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Si bien son pocas las personas con domicilios en Estados Unidos nombradas en #PanamaPapers –entre ellos Liesel Matthews, Igor Olenicoff y John Michael “Red” Crim, según la revista Forbes–, el Departamento de Justicia dio a conocer que inició una investigación criminal sobre el caso.

“La oficina del fiscal del Distrito Sur de Nueva York de Estados Unidos abrió una investigación criminal en torno a asuntos para los cuales los Papeles de Panamá son revelantes”, detalló en una carta firmada por el fiscal de ese distrito, Preet Bharbara.

“Esta oficina apreciará enormemente si puede tener la oportunidad de hablar pronto con algún empleado o representante del ICIJ (Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación) involucrado en el proyecto de los Papeles de Panamá, con el fin de discutir este asunto más a fondo”, agregó.

La amplia investigación de los documentos arrancó hace más de un año, cuando dos periodistas del diario alemán Süddeutsche Zeitung recibieron una filtración con 11.5 millones de documentos confidenciales, incluidos los registros financieros y legales de más de 14 mil clientes del despacho panameño Mossack Fonseca, uno de los mayores creadores de empresas offshore.

De acuerdo con un reportaje publicado en días pasados por la revista Forbes bajo el título “¿Por qué no hay (tantos) estadunidenses en los Panama Papers?”, firmado por Kelly Phillips Erb, la falta de nombres en la filtración de los documentos de Mossack Fonseca ha motivado el surgimiento de teorías de la conspiración, pero la realidad es que –apunta– sí hay nombres de estadunidenses en los #Panama Papers.

Los informes preliminares indican que hay más de 200 personas con domicilios en Estados Unidos nombradas en los documentos filtrados. Eso no quiere decir que haya más de 200 ciudadanos estadunidenses implicados –desde luego, una dirección no equivale a la ciudadanía–, pero es indicativo de que hay estadunidenses involucrados, destaca la nota.

¿Por qué no escuchamos sobre más estadunidenses? Podría haber varias razones. Una respuesta muy simple es que la información aún no ha terminado de revisarse. Con millones de documentos afectados, simplemente puede ser que los nombres estadunidenses sí estén en los papeles, pero aún no se han hecho públicos porque hay más análisis por hacer.

También puede darse el caso de que Mossack Fonseca no haya sido el bufete favorito entre los estadunidenses que buscan crear entidades offshore. Muchos bufetes, entre éstos los ubicados en Estados Unidos, están involucrados en la gestión de activos offshore. Las cuentas y los fondos, sin duda, están ahí y no en Mossack.

Y no hay que olvidar que Estados Unidos se considera una especie de paraíso fiscal. La estructura corporativa flexible, la exención de impuestos corporativos y las ganancias de capital con ventajas fiscales pueden dar lugar a una carga tributaria relativamente baja, por lo que es un lugar atractivo para hacer negocios, señala Forbes.

Además, Delaware y Nevada tienen estructuras fiscales y leyes corporativas consideradas favorables en muchas partes del mundo. Ambos estados ofrecen atractivas protecciones legales a las empresas, incluyendo una fuerte protección de responsabilidad civil, así como un grado de anonimato para sus propietarios. El sistema judicial también es favorable: Delaware incluso tiene su propia “Chancery Court”, un tribunal que se enfoca principalmente en asuntos corporativos.

En cuanto al rumor que circula en internet sobre que el Servicio de Impuestos Internos (IRS) ha suprimido de alguna manera la divulgación de información relacionada con los estadunidenses, el comisionado del IRS John Koskinen dice que no es verdad, y afirma que el IRS no tiene “control” sobre la liberación de esa información, como lo tiene ICIJ.

Se dice que el IRS tiene “interés por la información” que viene de todas las fuentes, pero rechaza la noción de que el IRS se interpondría en el camino cuando se trate transparencia fiscal. Es, dice, todo lo contrario, y señaló que como parte del Foro de la OCDE sobre Administración Tributaria se unirá a los jefes de los organismos fiscales de 46 países en el Órgano Conjunto de Colaboración Internacional Fiscal Mixta (JITSIC, por sus siglas en inglés) para revisar la información relacionada con los Panama Papers y discutir formas en que podrían mejorar la cooperación cuando se trata de intercambio de información.

El IRS, además de las agencias tributarias de otros países, tienen un “gran interés” en asuntos relacionados con la evasión de impuestos. En cuanto a si puede haber investigaciones en curso relacionadas con los documentos de Panamá, Koskinen dijo que el IRS no habla de casos particulares, resalta el reportaje de Phillips Erb.

Comentarios

Load More