Dan 4 años de atención terapéutica al quinto asesino del niño Christopher

Christopher Raymundo Márquez Mora, el niño asesinado por sus amigos. Foto: Especial Christopher Raymundo Márquez Mora, el niño asesinado por sus amigos. Foto: Especial

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- A casi un año del homicidio del niño de seis años Christopher Raymundo Márquez Mora, la jueza especializada en Adolescentes Infractores Perla Guadalupe Ruiz González, condenó al adolescente que faltaba de sentencia a cuatro años de atención terapéutica, siquiátrica y sicológica.

Jorge Eduardo, quien tenía 15 años cuando colaboró en el homicidio de su primo, fue declarado inimputable en noviembre pasado debido a que presenta un retraso mental moderado y una edad mental de entre 5 y 8 años.

El abogado de la familia de Christopher, Víctor Alonso Tadeo Solano, anunció que apelará la sentencia como lo hicieron con los otros cuatro adolescentes, ante una Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia en el estado y ante la autoridad judicial federal porque considera que la pena es muy baja respecto del impacto del delito que cometió. Además, recordó, en Chihuahua no hay hospital psiquiátrico para el adolescente, sólo para adultos.

De acuerdo con las autoridades, el plan de ejecución de la sentencia, lo abordarán una vez que ésta cause ejecutoria, es decir, que se agoten todos los recursos legales de impugnación.

Christopher fue asesinado el 14 de mayo del año pasado en el fraccionamiento Laderas de San Guillermo II etapa, luego de que tres primos y dos amigos de entre 12 y 15 años lo invitaron a “jugar” al secuestro. Se extralimitaron, lo amordazaron, maniataron, acuchillaron y lapidaron para luego enterrarlo en un hoyo de un arroyo contiguo al fraccionamiento, lo cubrieron con hierba seca y un perro muerto.

Los otros adolescentes ya fueron sentenciados y la defensa apeló en un juicio de casación, pero el magistrado especializado en adolescentes infractores, Rogelio Holguín Guzmán, ratificó el fallo, por lo que Tadeo Solano promovió un amparo contra dicha sentencia.

Jesús David, de 15 años, fue sentenciado a 9 años de prisión en el Centro de Reinserción Social para Adolescentes Infractores (Cersai); Janeth Valeria y Alma Leticia, de 13 años, así como Irving de 12, fueron sentenciados a tres años en un albergue y otros dos de libertad asistida.

Comentarios

Load More