Con nombres y detalles, la acción de la Policía Federal contra normalistas en Iguala

La participación activa de la Policía Federal en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa ya no se puede disimular. Dos polícías federales fueron señalados por un testigo de la CNDH como activos participantes en el secuestro de más de 15 normalistas que viajaban en un autobús el 26 de septiembre de 2014. De acuerdo con documentos oficiales, ambos pertenecen al grupo de siete integrantes de la PF que tuvieron alguna intervención en la trágica Noche de Iguala. Este reportaje se realizó con el apoyo del Programa de Periodismo de Investigación de la Universidad de California en Berkeley.

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Por documentos internos de la base igualteca de la Policía Federal (PF) se conocen los nombres de los siete agentes de esta corporación que entraron en acción la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014, cuando 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, desaparecieron.

Son Luis Antonio Dorantes Macías, suboficial jefe de la base de la PF en Iguala; el subinspector José Carlos Hernández Romero; los oficiales Víctor Manuel Colmenares Campos y Arturo Gómez Gómez; y los suboficiales Emmanuel de la Cruz Pérez Arizpe, Marco Antonio Pérez Guzmán y Alfonso Ugalde Cámara.

Colmenares y Pérez Arizpe son dos de los policías reconocidos por un testigo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, cómplices de la desaparición de los 15 o 20 normalistas que viajaban en el autobús Estrella de Oro 1531 el 26 de septiembre, revelaron fuentes vinculadas a la investigación de la CNDH.

Según ese testigo, entre las 22:00 y las 22:30 horas –cuando los policías municipales agredieron a los estudiantes en la autopista federal 95 y los obligaron a bajar del autobús para subirlos a vehículos de la Policía Municipal de Huitzuco–, Colmenares y Pérez Arizpe atestiguaron y permitieron que ocurriera la agresión en un tramo carretero que, según información de la propia PF y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), está bajo jurisdicción federal.

Según testimonios publicados desde septiembre de 2015 por esta reportera (Proceso 2029), a la altura del Palacio de Justicia los policías federales también apuntaron sus armas contra los normalistas, a la vista de decenas de automovilistas que habían quedado varados por el bloqueo instalado para atacar a los estudiantes.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2060, ya en circulación

Comentarios