Policías desalojan del Congreso local a tzotziles inconformes con alcaldesa

Mujeres indígenas afuera del Congreso de Chiapas. Foto: Tomada de Twitter @Issa_mal Mujeres indígenas afuera del Congreso de Chiapas. Foto: Tomada de Twitter @Issa_mal

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Cientos de policías estatales y municipales desalojaron esta noche a indígenas tzotziles que por siete horas mantuvieron retenidos a diputados, trabajadores y visitantes del Congreso local, aunque hasta el momento no se informó de detenidos pero sí de un agente gravemente herido.

Con gases lacrimógenos, los antimotines replegaron a los indígenas, quienes respondieron con palos, piedras y cohetones. En la refriega, los policías abrieron una calle para que hombres, mujeres y niños pudieran salir del recinto legislativo.

No obstante, grupos de jóvenes se sumaron a la protesta y rompieron cristales y saquearon algunas tiendas ubicadas en el centro de esta capital.

Alrededor de la una de la tarde, los indígenas de Chenalhó ocuparon el edificio del Congreso local, en demanda de la renuncia de la alcaldesa de esa población, Rosa Pérez Pérez.

Salvo el presidente de la Mesa Directiva, Eduardo Ramírez, y el diputado Carlos Penagos –ambos del PVEM–, que pudieron salir del recinto, el resto de los legisladores, trabajadores y visitantes y periodistas se mantienen dentro del edificio.

Se calcula que unas 350 personas fueron retenidas por los manifestantes.

Desde la una de la tarde, unos 400 indígenas bloquearon la entrada y salida del Palacio Legislativo, incluido el estacionamiento, para exigir la renuncia de la alcaldesa Rosa Pérez, pero el diputado Eduardo Ramírez, en lugar de dialogar, optó por huir del recinto.

La desesperación entre los legisladores y trabajadores era tal que no pocos buscaron confrontarse con los indígenas, para romper el cerco.

En su cuenta de Twitter, el presidente de la Mesa Directiva escribió que en Chiapas, especialmente en la zona indígena, se deben hacer valer los derechos de la mujer en cuanto a términos de paridad de género en cargos de elección popular.

Agregó que en el municipio de Chenalhó, por cuestiones políticas, un grupo de habitantes ha solicitado, bajo presión, la renuncia de la alcaldesa Rosa Pérez Pérez.

“Se respetará la paridad de género en cargos de elección popular que ya tienen ganados las mujeres. El Congreso del estado no dará lugar a presiones y chantajes políticos para sustituir a una mujer por un hombre, toda vez que son espacios que legítimamente ganaron las mujeres con el voto ciudadano”, advirtió Ramírez Aguilar.

Load More