Toman oficinas de PGR en Oaxaca para exigir justicia en crimen de activistas

OAXACA, Oax. (apro).- Integrantes del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ) tomaron las oficinas de la Procuraduría General de la República (PGR) en protesta porque mandó a “reserva” las dos averiguaciones por el caso de los activistas Alberta Cariño Trujillo y el finlandés Jyri Antero Jaakkola, quienes fueron asesinados en una caravana humanitaria que se dirigía a San Juan Copala.

Omar Esparza Zárate, viudo de Bety Cariño, se quejó de que “la justicia a cuentagotas no es justicia, entonces no queremos parceladamente la justicia, y lo que demandamos es la detención de todos los culpables, pues aún faltan nueve órdenes de aprehensión por ejecutar”.

El también dirigente de MAIZ manifestó que en el marco del sexto aniversario del asesinato de su esposa Bety Cariño y de Jyri Jaakkola, sólo han sido detenidos Mauro Vásquez Ramírez, Rufino Juárez Hernández, Elías Cruz Merino y Faustino Vásquez Martínez, pero siguen pendientes nueve órdenes de aprehensión.

Lo preocupante, dijo Esparza Zárate, es que durante una reunión con autoridades de la PGR se notificó ante Roy Eriksson, embajador de Finlandia en México, así como a Eeva Liisa Jaakkola y Turo Jaakkola, madre y hermano de Jyri, que desde el 16 de marzo se mandaron a reserva las dos averiguaciones en contra de los integrantes de la Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort) acusados de la emboscada y asesinato de los activistas.

“Es un tema que generó molestia porque quedó demostrado que la PGR no tuvo la capacidad en seis años para mostrar responsabilidad, y lo que hace es quitarse la responsabilidad y dejar desprotegidos a los testigos del doble crimen, quienes han sido amenazados por ese grupo”, acusó.

El argumento que dieron las autoridades de la PGR es que el juez había indicado que no había elementos y que no había manera de comprobar que existía responsabilidad, debido a que no estaban las armas en posesión de la autoridad federal, mientras que del otro expedientes mencionaron que tampoco se pudo acreditar la existencia y operación del grupo paramilitar, pese a que hay evidencias de cómo se moviliza la Ubisort y que en el ataque fueron utilizadas armas de uso exclusivo del Ejército.

La realidad es que a seis años “no existe justicia para Bety Cariño y Jyri Jaakkola, pues hasta este momento sólo son cuatro las personas detenidas y aún continúan libres nueve personas, quienes se pasean libremente y hasta en oficinas de gobierno”.

Por lo pronto, el caso también fue llevado hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En vísperas del aniversario de este doble crimen y en el marco de la visita del embajador de Finlandia, casuísticamente, fue detenido Mauro Vásquez Ramírez el jueves 21 en el estado de Sinaloa.

La captura la realizaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) de la Fiscalía de Oaxaca, en cumplimiento a la orden de aprehensión sustentada en el expediente penal 257/2012 del Juzgado de Garantías de Huajuapan de León, por el delito de homicidio calificado con las agravantes de alevosía, premeditación y ventaja.

El 27 de abril de 2010, una caravana humanitaria que se dirigía a San Juan Copala a llevar víveres y medicamentos a la comunidad triqui fue emboscada por un grupo armado, ataque donde falleció la mexicana Bety Cariño y el finlandés Jiry Jaakkola.

Los hechos ocurrieron en paraje conocido como Los Pinos, ubicado en el camino que conduce de la agencia municipal de La Sabana a San Juan Copala.

Comentarios