Revés a Google: va a juicio en la Ciudad de México

Ulrich Richter Morales, abogado. Foto: Benjamin Flores Ulrich Richter Morales, abogado. Foto: Benjamin Flores

CIUDAD DE MÉXICO(apro).- El Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal emitió una sentencia para que el conflicto entre la empresa Google y el abogado Ulrich Richter se dirima en tribunales mexicanos y no en Estados Unidos, como pretendía la trasnacional de este país.

El Juzgado Octavo de lo Civil en la Ciudad de México emitió el pasado 11 de abril la sentencia, en la que decreta la improcedencia de la intención de Google de que el conflicto con el abogado mexicano se resolviera en California, donde la trasnacional tiene su domicilio.

El juez Manlio Castillo Colmenares declaró que era nula “la improcedencia de excepción de incompetencia” promovida por Google Inc., debido a que desde el principio de la controversia dicha compañía se sometió a la autoridad del Juzgado Octavo de la Ciudad de México.

También porque el consorcio y su director en México, Lino Esteban Cataruzzi, dieron un domicilio reconocido en el Distrito Federal, “por lo que la designación de los tribunales queda a la decisión de la parte actora” y porque “el acto causante del daño se originó y tiene sus efectos en México”, se lee en el fallo.

En 2015 Ulrich Richter Morales demando a Google por negarse a proporcionar datos de un grupo de usuarios que suplantaron su personalidad como parte de una campaña sucia que buscó denostar la calidad moral y profesional del litigante.

Como publicó la agencia Apro en agosto del año pasado, en su demanda Richter manifestó sufrir acoso en la página de Google a partir de que tomó el caso de María Fernanda Fosado Bracho. Ella demandó la custodia de su hija a Juan Manuel Rubalcava, hermano del exdelegado de Cuajimalpa Adrián Rubalcava, quien se encuentra involucrado en un escándalo de campañas sucias contra personajes políticos y medios de comunicación en las redes sociales.

Richter presentó una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal el 14 de agosto de 2014, en la que pidió a la trasnacional que le informara quiénes usan su servicio para emitir mensajes en los que se le relaciona con lavado de dinero y un blog falso, en el cual se denostó su trabajo.

Google no atendió sus solicitudes ni las de la procuraduría; así, en el portal de la empresa estadunidense siguen apareciendo los mensajes de Twitter y el blog “pirata”, en el que falsamente se dice que es investigado por la DEA y donde a su clienta, Fernanda Fosado, se le acusa de perpetrar un asesinato mediante un boletín apócrifo que usa el logo de la Procuraduría General de la República (PGR).

En la ampliación de la denuncia fechada el 15 de enero de 2015, el abogado expuso los perfiles de los trolls (atacantes virtuales) que lo acosan en Twitter: son empleados de la delegación Cuajimalpa, que estuvo a cargo de Adrián Rubalcava hasta que éste solicitó licencia para convertirse en diputado federal por la coalición PRI-PVEM-Panal.

Rubalcava es un político que militó en el PRD y después saltó al PRI. En varias ocasiones se ha visto involucrado en escándalos de corrupción y de extorsiones. A principios de año, fue acusado ante la PGR por el exdirector de Desarrollo Social de la delegación, Carlos del Valle, de estar al frente de una red de extorsión a restauranteros y dueños de bares, así como de tener vínculos con la banda de secuestradores Los Claudios.

El exdelegado está relacionado con una empresa de redes sociales encargada de realizar campañas sucias y, al mismo tiempo, limpiar la imagen de políticos con historiales negros, como el exgobernador Fidel Herrera. Alejandro Zapata, exdirector de Comunicación Social de la delegación, estaba abocado a dicha función.

El 25 de agosto de 2015, Humberto Padgett y Linaloe R. Flores, reporteros del portal Sin Embargo, publicaron un reportaje donde se reveló la existencia de una compañía a cargo de Juan Carlos Zaragoza Ríos, empleado de Televisa, quien en colaboración con Alejandro Zapata se dedicaba a atacar a medios como el portal de Aristegui Noticias y el propio Sin Embargo, así como de hacer campaña a favor de otros personajes –como Fidel Herrera después de que apareció en una foto con Francisco Pancho Colorado, detenido por lavar dinero de Los Zetas en Veracruz.

“Hay evidencia de al menos una decena de medios de Veracruz, el Distrito Federal y Tamaulipas que fueron atacados, acosados o engañados por el equipo de Zapata para defender a Herrera Beltrán. Pero se desconoce cuántos medios más estuvieron bajo este acoso sistemático, y cuántos políticos más recurrieron a este empleado de la televisora para ‘limpiar’ su imagen o para difamar a rivales”, señala la nota de Padgett y Flores, tambien reproducida en el portal de Proceso.

Las campañas negras que realizaba este equipo –que supuestamente está siendo investigado por la Unidad Científica de la Policía Federal– se asemejan a la emprendida contra Richter y Fosado.

Las oficinas de Google en California. Foto: AP

La negación de Google

Según Ulrich Richter, cuando se hace una búsqueda de su nombre en Google se despliega un blog apócrifo (https://ulrichrichtermmoraless.blogspot.mx), que emula al original: https://ulrichrichterm.blogspot.mx.

En la dirección pirata se exhiben mensajes, fotos y videos que forman parte de la campaña de denostación contra el abogado. Se asegura, por ejemplo, que es investigado por el caso Oceanografía y por lavado de dinero.

Los textos son acompañados de imágenes que ridiculizan el contenido de sus libros dedicados al empoderamiento ciudadano.

En la ampliación de su denuncia, presentada el 15 de enero de 2015 dentro de la averiguación previa FAO/AO-4/T-1/1509/14-09, Richter enlistó a 35 usuarios que se dedicaron a enviar tuits en su contra.

El 3 de junio pasado, el abogado envió una carta a Lino Cataruzzi, director de Google México, informándole de estas irregularidades y pidiéndole datos acerca de los usuarios detectados. Frente al silencio del representante de la trasnacional, Richter solicitó al Ministerio Público que el directivo compareciera para informar si existía un contrato con los particulares que realizan la campaña negra.

El 27 de junio respondió el apoderado legal de Google, Jorge Mondragón Domínguez, mediante una carta: “Solicitamos de la manera más atenta a esa H. Representación Social, se sirva aclarar la naturaleza específica del hecho particular que pudiera derivar en la comisión de algún delito, y explicar de qué manera se relaciona el hecho de proporcionarle a Usted la información solicitada con la propia investigación del potencial delito”.

Ante esta respuesta, el 26 de agosto Richter realizó una ampliación de denuncia o querella en contra de Google México y Google Inc., pues insiste en que es importante para la investigación judicial en curso saber quiénes manejan el blog falso.

Según el litigante, Google diseñó una estrategia que aplica en todos los países de negar competencia de los tribunales locales, aduciendo que su domicilio se ubica en el número 1600 de Amphitheatre Parway, Mountain View, California, 94043, Estados Unidos, y que toda controversia debe ventilarse en tribunales de Santa Clara, California.

Google aún puede impugnar la resolución de competencia emitida por el juez de la Ciudad de México, pero para Richter, la decisión judicial ya es un avance.

Comentarios

José Gil Olmos, reportero desde 1998. Colaboró en el periódico El Nacional y en el diario La Jornada. Desde el 2001 es reportero de la revista Proceso. Es autor de Los Brujos del Poder, La Santa Muerte la virgen de los olvidados, Los reporteros mexicanos en la guerra de Chiapas y Batallas de Michoacán.

Load More