Gobierno de Querétaro acarrea a indígenas… se accidentan y los olvida

LOS JUÁREZ, Qro., (apro).- La comunidad de Los Juárez, ubicada a 111 kilómetros al noroeste de la ciudad de Querétaro, está de luto tras la volcadura de un autobús donde 46 indígenas otomíes –según cifras oficiales– eran trasladados a un acto del gobernador Francisco Domínguez Servién.

Los indígenas viajaban en un camión con capacidad para entre 27 y 29 personas sentadas; éste se salió del camino y provocó la muerte de un varón de 41 años y un bebé de 3, además de provocar lesiones a cerca de 30 más, al precipitarse por una ladera entre 15 y 20 metros.

La invitación que le hizo el gobernador, Francisco Domínguez Servién, a la directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Nuvia Mayorga Delgado, para visitar Querétaro, se concretó en aquél acto del 19 de abril, donde fue prevista la participación de 2 mil indígenas, entre ellos el grupo de Los Juárez.

“Íbamos adentro como en un tómbola, dando vueltas, yo sentí que iba yo dando vueltas, a cada vuelta (del autobús) llegaba yo arriba y caía yo abajo”, narró a Proceso el comisariado de Los Juárez, Baldomero Salvador Ángeles Maqueada, sobre lo ocurrido aquella mañana.

Para el delegado de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas en Querétaro, Aurelio Sigala Páez, los indígenas de los Juárez, como los del resto del Estado, acudieron por su voluntad a Cadereyta de Montes, a ese acto masivo, que según el funcionario era necesario.

“No, no son indispensables (los actos masivos), por supuesto que no, pero sí son en estos casos, el primer acto para darles recursos, un acto necesario, no es indispensable por supuesto, tampoco es indispensable la presencia de todos y a nadie se obliga a ir, se hace la invitación”, aseguró.

El delegado de la CDI agregó que se deben reforzar las medidas de seguridad en el traslado de gente, pues si bien dijo que no se trata de llenar plazas, declaró que se trata de ser transparentes e informar en este tipo de actos a los beneficiarios para que sepan de dónde provienen los recursos de los apoyos que reciben y que en la actualidad lo entregan a través de transferencias bancarias.

“… una concentración de gente, siempre pasa eso, cuando hay actos públicos, lo sabemos, que viene el secretario de Sedesol, de Sagarpa, se invita a la gente, una para que conozca de donde vienen los recursos, cómo se está trabajando, quién los está aportando, sino pues lo de menos es ir a la comunidad, y no saben ni de donde vienen los recursos, y entregárselos ahí en su casa”, afirmó.

Algunos indígenas de Los Juárez, como Antonio Hernández Sánchez, revelaron que suelen acudir a ese tipo de actividades ante el temor de que las autoridades locales los excluyan de los apoyos oficiales, aunque ese día fueron movilizados varios que ni siquiera eran beneficiarios de los proyectos.

“Ese día no fui, como ahorita estamos cortando el piñón, dije no me voy, ya sé, ya conozco eso, nada más te dan una torta una agüita, dije no, mejor me voy a sacar un kilito de piñón y saco más (vende la bolsa a 25 pesos)”, explicó Antonio.

Si bien el señor Antonio no acudió a aquél acto oficial donde la gente de su comunidad volcó, quien si optó por asistir fue José Armando Hernández, al explicar que su esposa le informó que el subdelegado de la comunidad los convocó para que asistieran.

“Lo que pasa es que aquí, en caso de que lleguen recursos aquí, hay asambleas, tiene que apoyar con el pueblo, porque si dices, no apoyas, no te toman en cuenta. Van a decir no estás en las faenas, para que los encargados no me anden así, mejor voy”, explicó.

Pese al fallecimiento de dos personas, el delegado de la CDI en Querétaro confirmó que el conductor del camión, un varón de 21 años al que él identifica como el principal responsable, fue liberado por las autoridades de Querétaro.

“… debería retomarse el tema y aplicarse una sanción más severa, hay un daño a una comunidad, fallecieron personas, hay un grupo de personas lesionadas y me parece a mí que es injusto que una persona así́ esté libre, cuando fue una absoluta imprudencia de parte de él”, afirmó el funcionario federal.

Sigala Páez incluso identificó al Gobierno Municipal de Cadereyta, que preside el panista León Enrique Bolaño Mendoza, como el que realizó la contratación de la unidad que se desbarrancó.

“Se contrata por parte del municipio, coordinados con nosotros en toda la convocatoria, más allá́ creo de la propia convocatoria o de la propia contratación del vehículo, todos asumimos la responsabilidad, es decir, yo no no me hago un lado de la atención, y el seguimiento que tengamos que darle a la gente ¿no?”, afirmó.

Sin embargo, el presidente municipal de Cadereyta de Montes, León Enrique Bolaño, rechazó que su gobierno hubiera participando en la organización de la actividad, que atribuyó a autoridades estatales y federales.

“… no consta ni existe ningún documento donde nosotros hubiésemos celebrado algún contrato con alguna empresa transportista para apoyar a las personas que quisieran trasladarse, ni tampoco apoyo económico como podría ser gasolina para vehículos, tampoco como tal lo tenemos, ello en razón, como te lo vuelvo a comentar, primero porque no es un evento como tal propio del municipio y segundo porque no se paga con el recurso para la realización de los mismos”, puntualizó.

El alcalde también confirmó que su gobierno abrió un expediente derivado de las curvas que tiene el camino a Los Juárez, mismo que fue construido el año pasado y cuyo trazo será modificado a raíz de la tragedia, según versión de las autoridades de la CDI de Querétaro.

Aracely Jiménez, quien es esposa de Federico, el varón adulto fallecido, recordó que el día del accidente, el gobernador acudió al hospital y le prometió que la apoyaría con la alimentación y educación de sus 4 hijos, ahora huérfanos. (Kevin de 12 años; Cristian de 9; Jesús Ernesto de 5 y Kenya de 1 año y 3 meses).

“Estaba yo tan dolida por lo que había pasado que no recuerdo todo, pero lo único que recuerdo fue que me tomó la mano y me dijo que no me preocupara, que todo iba a estar bien con mis hijos, que todo iba a salir bien con ellos, que yo contaba con el apoyo de él, pues que no nos iba a faltar lo necesario…”.

Sin embargo, dos semanas después confirmó que no existe comunicación alguna con las autoridades del Gobierno de Querétaro, que encabeza Francisco Domínguez Servién.

“Ayer me decían los de CDI, no te preocupes, ten paciencia, yo les contesté, y yo qué les contesto a mis hijos cuando me dicen mamá tengo hambre, mamá quiero de comer, yo les voy a decir hijos tengan paciencia, no es justo, yo no les puedo decir tengan paciencia cuando ellos sienten hambre, haiga o no haiga, ellos quieren comer y yo qué les voy a dar, no es igual, no es lo mismo, una familia sin el padre no es lo mismo, Usted me podrá entender”, dijo mientras cargaba a su pequeña hija.

El representante del Sistema de Transporte Taxiván, al que pertenece la unidad que fue contratada, Josafat Hernández Rodríguez, rechazó precisar qué instancia de gobierno los contrató y también la capacidad exacta de pasajeros en el camión que enviaron.

Taxiván está adherido a la Federación de Trabajadores del Estado de Querétaro (FTEQ) organización que manifestó su respaldo al entonces candidato y ahora gobernador en la pasada campaña electoral.

Proceso buscó la versión del mandatario de Querétaro sobre lo ocurrido y los señalamientos de las víctimas y el delegado de la CDI. Sin embargo, no hubo respuesta por parte de su personal del área de comunicación social.

El área de comunicación social del Poder Ejecutivo no difundió comunicado alguno sobre lo ocurrido, excepto que desde la cuenta de Twitter del gobernador fueron enviadas condolencias a los deudos, aunque en Los Juárez, difícilmente llega la señal de teléfono móvil.

Ante las promesas de impulsar proyectos productivos en la comunidad, la asignación de viviendas para esta comunidad marginada y la promesa de arreglar la carretera, Araceli Jiménez lamentó que hasta ahora las autoridades volteen a ver a su comunidad.

“… nos dejaron el camino en condiciones muy malas, esa carretera que está ahí́ hecha, si se puede decir terminada porque no se terminó, está muy mal hecha. Ahora, no solamente fue ese accidente, ha habido otros, pero la verdad es que no han habido víctimas, hasta esta vez. Lamentablemente hasta esta vez hubo esas dos víctimas, entonces ¿hasta ahorita nos van a hacer caso?, ¿hasta ahorita el gobernador va a poner algo de su parte? Esperando que sucedan muertes y muertes para poder mover las manos, yo digo que no es justo”, lamentó.

Comentarios