¿Y tú, vas al súper o al paraíso fiscal?

Una sucursal de Comercial Mexicana en la Ciudad de México. Foto: Miguel Dimayuga Una sucursal de Comercial Mexicana en la Ciudad de México. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- A finales del año pasado la familia González Zabalegui todavía dirigía el grupo de venta al por menor Controladora Comercial Mexicana (CCM), cuando incorporó sociedades fantasma en el paraíso fiscal de Bahamas. Para ello utilizó los servicios de dos despachos especializados: la sucursal de JTC Holding Group en Nueva York y el despacho panameño Mossack Fonseca.

CCM era entonces el tercer actor más importante del sector minorista en México, hasta que sus administradores vendieron 70% de los negocios a Soriana en enero pasado –menos de dos meses después de que abrieran sus entidades offshore–, por 39 mil 194 millones de pesos.

Con las 54 tiendas de autoservicio restantes –de 197 que operaba CCM–, los González Zabalegui fundaron un nuevo grupo, La Comer, que administran junto con su tío Guillermo González Nova. Sus primos, los González Solana, están fuera del consejo de administración actual de La Comer.

El negocio de la venta minorista hizo la fortuna de la familia González Zabalegui: sólo en los primeros nueve meses de 2015 acudieron 167 millones de clientes a las tiendas Mega, Comercial Mexicana, Bodega, Sumesa o City Market, que maneja el grupo. Ahí, los consumidores gastaron 36 mil 50 millones de pesos y generaron mil 838 millones de pesos de utilidad neta a los dueños.

Entre los 11.5 millones de documentos internos de Mossack Fonseca obtenidos por el diario alemán Süddeutsche Zeitung, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) y que compartieron con más de cien medios en el mundo –Proceso incluido–, aparecen las escrituras de ocho sociedades offshore incorporadas a finales de octubre de 2015 a nombre de los integrantes de la familia González Zabalegui, incluyendo a la esposa y los hijos del patriarca, Carlos González Nova.

JTC Group Holding Limited ofrece sus servicios de administración de fondos, bienes raíces o registros accionarios a sus clientes privados o corporativos que abran sociedades en paraísos fiscales. Este semanario documentó (Proceso 2061) que sus sucursales en Miami, Nueva York y las Islas Vírgenes Británicas crearon decenas de estructuras offshore para adinerados clientes mexicanos.

Desde sus oficinas de la torre asentada en el número 654 de Madison Avenue –a una cuadra del Parque Central de Nueva York– el despacho JTC Group incorporó la sociedad Katonah Pot Limited para Carlos González Zabalegui. El mayor de los hermanos González Zabalegui es director general y presidente ejecutivo de La Comer e integra los consejos de fondos de inversión en el sector inmobiliario, turístico y financiero.

En 2015 ocupaba el lugar 29 en la lista de los 100 empresarios más importantes del país de la revista Expansión y el 124 de la de los 300 líderes más influyentes de México de la revista Líder.

JTC Group también incorporó Parnasos Limited, una entidad en Bahamas de la que aparece como accionista y directora Yolanda Zabalegui Rico, esposa del fallecido empresario González Nova y madre de los siete hijos que tuvo la pareja.

Uno de ellos es el financiero Alejandro González Zabalegui. Funge como vicepresidente de Office Max en México, era suplente del consejo de administración de Controladora Comercial Mexicana y, desde abril de 2015 es consejero propietario en Banamex. JTC le creó la sociedad Benitourdog Limited en Bahamas.

El otro hermano, Luis Felipe González Zabalegui, también integra el consejo de administración de La Comer, y además incursionó en los sectores agroalimentario y textil. Los asesores de JTC Group de Nueva York le crearon la sociedad MLCB Limited.

Para María Teresa González Zabalegui y María Eugenia González de Alverde, JTC Group incorporó las sociedades Legon Limited y MGZ Limited. En las solicitudes de incorporación de ambas sociedades, el despacho indicó que gestionarían bienes por un valor de entre 250 mil y 1 millón de dólares provenientes de una herencia.

Y Ana María González Zabalegui, la hermana más joven de la familia, incorporó la sociedad AGZ Limited, con las mismas características que las sociedades de sus hermanas. En un correo fechado el 16 de noviembre pasado, Mossack Fonseca indicó que emitió certificados de acciones de AGZ Limited a nombre de Pablo José González Guerra.

González Guerra no es miembro de la familia González Zabalegui, pero forma parte del consejo de administración de La Comer, e integraba el de CCM hasta su escisión. En los documentos de Mossack Fonseca aparece como accionista y director único de Gonder International Ltd., una sociedad de Bahamas que integró también JTC Group.

Comentarios

Load More