Baja desempleo pero se incrementa el trabajo precario: Inegi

Solicitantes del seguro de desempleo en la Ciudad de México . Foto: Eduardo Miranda. Solicitantes del seguro de desempleo en la Ciudad de México . Foto: Eduardo Miranda.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese a la disminución del desempleo a nivel nacional, los mexicanos que laboran en condiciones precarias incrementaron su número durante el primer trimestre del año, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al dar a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, el organismo de estadística señaló que todas las modalidades de empleo informal sumaron 29.1 millones de personas, para un crecimiento de 1.5% respecto de igual periodo de 2015, representando 57.4% de la población ocupada.

De ese total, 13.7 millones conformaron específicamente la ocupación en el sector informal, es decir, aquellas personas que tienen algún negocio ambulante, por ejemplo.

Además, 2.3 millones corresponden al servicio doméstico remunerado; 5.7 millones al ámbito agropecuario, y otros 7.4 millones al de las empresas, gobierno e instituciones.

Según el Inegi, el empleo informal, o medición ampliada de informalidad, añade a la definición de trabajo informal las siguientes categorías: el trabajo no protegido en la actividad agropecuaria, el servicio doméstico remunerado de los hogares, así como los trabajadores subordinados que, aunque trabajan para unidades económicas formales, lo hacen bajo modalidades en las que se elude el registro ante la seguridad social.

Desempleo urbano, supera a la tasa nacional

Por otra parte, la tasa de desocupación (TD) fue de 4% de la Población Económicamente Activa (PEA), porcentaje menor al 4.2% de igual trimestre de 2015.

Es decir, los mexicanos que no trabajaron siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestaron su disposición por hacerlo e hicieron alguna actividad por obtenerlo, representaron 2.1 millones.

Sin embargo, al estar condicionada a la búsqueda de empleo, la tasa de desocupación es más alta en las localidades grandes, en donde está más organizado el mercado de trabajo; es así que en las zonas más urbanizadas con 100 mil y más habitantes el desempleo se disparó a 4.6% anual entre enero y marzo.

De hecho, el Estado de México y la Ciudad de México constituyen los mercados de trabajo más grandes del país, con 7 y 4.1 millones de personas ocupadas, en ese orden, y representan en conjunto el 22% del total nacional.

Por otra parte, las entidades que durante el primer trimestre de 2016 observaron las tasas de desocupación más altas fueron Tabasco con 7.2%, Ciudad de México 5.7%, Sonora 5.1%, Tamaulipas 4.9%, el Estado de México 4.8%, Baja California Sur 4.6%, Coahuila, Durango, Nuevo León y Querétaro 4.5%.

Disminuye subocupación

En México, ante la insuficiencia del salario y el gran tamaño de las necesidades económicas de los trabajadores, éstos se ven en la necesidad de laborar más tiempo, lo que se traduce en la búsqueda de una ocupación complementaria o de un nuevo trabajo con mayor horario, lo que se le domina subocupación.

El Inegi informó que en el primer trimestre del año la población subocupada en el país fue de 4 millones de personas y representó 7.9% de las personas ocupadas, tasa inferior a la de igual periodo de 2015 que fue de 8.1%.

Al eliminar el factor estacional, la tasa de subocupación como proporción de la población ocupada disminuyó 0.6 puntos porcentuales frente a la del cuarto trimestre de 2015.

Sector servicios: principal fuente de empleos

Según el Inegi, a lo largo del territorio nacional 6.4 millones de personas (12.7% del total) trabajan en el sector primario, 12.8 millones (25.3%) en el secundario o industrial y 31.2 millones (61.5%) están en el terciario o de los servicios.

Respecto de la función de la posición que guardan los mexicanos dentro de su trabajo se tiene que poco más de dos terceras partes del total (68.5%), esto es, 34.8 millones son trabajadores subordinados y remunerados.

Mientras que 11.4 millones (22.4%) trabajan por su cuenta, sin emplear personal pagado; 2.4 millones (4.7%) son trabajadores que no reciben remuneración, y sólo 2.2 millones (4.4%) son propietarios de los bienes de producción, con trabajadores a su cargo.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso