México ya tiene en AMLO su versión de Trump: Financial Times

Andrés Manuel López Obrador, excandidato a la Presidencia. Foto: Octavio Gómez Andrés Manuel López Obrador, excandidato a la Presidencia. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “El crecimiento económico, en lugar de acelerar de nuevo a 4% o más al año, se ha tropezado en apenas poco más de 2%. El mercado de valores se ha aplastado, mientras que el peso ha perdido terreno, y no sólo frente al dólar”.

Ese es el panorama de la economía mexicana según un reporte del influyente Financial Times publicado este lunes en su portal de internet escrito por Dan Bloger bajo el título “México: riesgo político en aumento”.

Y sigue: “Todo esto ha llevado a los inversionistas internacionales de ser partidarios entusiastas del presidente Enrique Peña Nieto y sus planes en energía, telecomunicaciones, medios de comunicación y reformas fiscales, a ser críticos que están tirando sus activos mexicanos”.

Contrario a los aplausos que Financial Times hizo a las reformas estructurales de México a inicios del sexenio de Peña Nieto, esta vez el diario especializado en economía y finanzas resaltó la opinión negativa de los mexicanos sobre el actual gobierno:

“La mitad de ellos piensa que las reformas del gobierno están dañando el país y 60% dice que la depreciación del peso es culpa de la administración, de acuerdo con una reciente encuesta de opinión. Hay que añadir en el fracaso para hacer frente eficazmente a la delincuencia y la corrupción, y no es de extrañar que nueve de cada 10 mexicanos tienen poca o ninguna confianza en los partidos políticos, mientras que seis de cada 10 dicen que no están viviendo en una democracia”.

Ante este escenario, el diario manifestó su preocupación por el futuro político del país hacia el 2018:

“México se ve maduro para el surgimiento de un candidato-al-estilo-anti-sistema de Donald Trump. Y este es el creciente riesgo político identificado por Medley Global Advisors, un servicio de investigación macro propiedad de la Financial Times, después de una visita reciente del país”.

Según el periódico británico, esa firma observó “riesgos políticos importantes” –y volatilidad de mercado asociada– que desde este año empezaron a aumentar.

“El hecho es que México ya tiene su versión de Donald: Andrés Manuel López Obrador. AMLO, como se le conoce, viene de la izquierda en lugar de la derecha del espectro político, pero muestra una indiferencia similar por las instituciones y las convenciones, y la misma habilidad para aprovechar las frustraciones de la gente común que parecen estar eludiendo los partidos establecidos: el centrista PRI, el derechista PAN y el golpeado PRD, de centro izquierda”, agregó.

López Obrador, continuó el texto, a diferencia de Trump, “es un político experimentado que quedó en segundo lugar ante Peña Nieto en las elecciones de 2012, con una participación del 31% de los votos. La próxima vez puede necesitar mucho menos”.

Más claro aún, resaltó que el sistema electoral en México no permite una segunda vuelta –a diferencia de muchos países de América Latina–, “por lo que es posible ganar la Presidencia con una proporción relativamente baja de los votos en la primera ronda”.

Agregó: “Esto puede ser especialmente el caso de 2018, con al menos cuatro candidatos creíbles probables y una buena probabilidad de que el voto de la derecha se divida entre un candidato del PAN oficial y otro no oficial (la esposa del expresidente Felipe Calderón, para mantener el interés)”.

El diario insistió en los resultados de MGA en el sentido de que con Morena, AMLO representa “cerca del 20%y por lo tanto en un empate estadístico con el PRI gobernante, su elección ya no es sólo un riesgo de cola”.

Y va más allá al prever que en materia de política económica, López Obrador “estaría operando sin una mayoría en el Congreso, por lo que revertir las reformas estructurales sería poco probable, aunque podría dejar frenar su avance, como en lo que se refiere a la privatización de compañía nacional de petróleo Pemex”.

De cualquier forma, agregó, “el gobierno va a querer impedir su elección [la de AMLO], si es posible. En términos de política, esto significa que es poco probable que continúe por el camino hacia un ajuste fiscal, ya que trataría de impulsar el crecimiento en el período previo a las elecciones presidenciales.

“También va a ser mucho más sensible a la continua depreciación de la moneda, ya que va a querer un peso estable o en crecimiento para enviar la señal de fortaleza económica”.

El diario también dirigió un panorama para los inversionistas interesados en México: “La incertidumbre política y la volatilidad son negativos claros. Mejorar el crecimiento y fortalecer la moneda van en otra dirección. Con un poco de suerte –y un mejor precio del petróleo– el efecto retardado de las reformas se iniciará finalmente en el próximo año y el aumento del crecimiento va a propulsar al candidato del gobierno (quienquiera que termine siendo) a la victoria. Pero si los efectos de las reformas postergan, los inversores tendrán que ver su política”.

Comentarios

Load More