Dan formal prisión al “Porky” Enrique Capitaine por pederastia contra Daphne

Familiares de Enrique Capitaine piden su liberación en Veracruz. Foto: Yahir Ceballos Familiares de Enrique Capitaine piden su liberación en Veracruz. Foto: Yahir Ceballos

XALAPA, Ver. (apro).-Enrique Capitaine Marín, hijo del exalcalde priista de Nautla, Felipe Capitaine, recibió el auto de formal prisión por su presunta participación en el abuso sexual de la joven Daphne Fernández.

Esta tarde venció el término constitucional y el Juez Tercero de Primera instancia encontró elementos suficientes para decretar su probable responsabilidad en el delito de pederastia.

Capitaine Marín fue detenido hace una semana en la ciudad de Torreón, Coahuila, donde los agentes ministeriales incursionaron el pasado 12 de mayo, mediante el respectivo oficio de colaboración con la Fiscalía de aquella entidad.

“Basado en las pruebas aportadas por el fiscal investigador adscrito a la Fiscalía regional con sede en Veracruz, el juez avaló la indagatoria ministerial y obsequió en una primera instancia la respectiva orden de aprehensión que fue cumplimentada y el día de hoy dictó el auto de formal prisión, en consecuencia a los hechos asentados en la Causa Penal 83/2016”, expresa un comunicado de la Fiscalía General del estado.

Aunque los otros presuntos responsables del abuso a Daphne Fernández, a quienes se les conoce como “Los Porkys de Costa de Oro”: Jorge Cotaita Cabrales, Gerardo Rodríguez Acosta y Diego Cruz Alonso también tienen liberada una orden de aprehensión, no han podido ser localizados.

A ellos también se les señala de haber subido por la fuerza a la entonces menor de edad Daphne Fernández, al interior de un vehículo Mercedes Benz para después abusar sexualmente de ella en el domicilio de uno de ellos en el fraccionamiento residencial, Costa de Oro en Boca del Río, Veracruz.

Antes de que se diera a conocer la resolución del juez, familiares y amigos de Daphne Fernández marcharon por las calles de Veracruz para exigir justicia y sanción penal para los otros tres jóvenes involucrados en el abuso sexual de la joven que aún estudia el bachillerato en un colegio privado del municipio de Veracruz.

Apenas ayer un centenar de veracruzanos, algunos de ellos presuntamente acarreados, se manifestaron en las afueras de los juzgados de la ciudad judicial del puerto de Veracruz para clamar por la supuesta inocencia de Enrique Capitaine.

El escándalo ha traspasado fronteras, pues los cuatro jóvenes acusados pertenecen a familias de la alta sociedad veracruzana. En la marcha, los manifestantes portaban playeras y globos blancos con la leyenda “Enrique es inocente”.

Jaqueline Marín Lara, madre de Enrique Capitaine, acusó ayer que los periodistas de Veracruz están “vendidos” y organizados para emprender una campaña de desprestigio contra su hijo.

“Miguel Ángel Yunes le ha pagado a los medios para que lo inculpen, él ha estado detrás de todo esto, desde México el PAN ha estado moviendo a ustedes los reporteros”, acusó.

Marín Lara agregó que hoy en día las únicas pruebas que ha aportado la defensa de Daphne Fernández, es la declaración de la joven, sin embargo, a un año y cinco meses del supuesto abuso sexual no hay más elementos para emitir la sanción penal correspondiente.

Desde el 21 de marzo pasado, Javier Arturo Fernández Torres, padre de Daphne, ha exigido justicia a la Fiscalía General del estado y al gobierno de Javier Duarte para que los cuatro jóvenes que violaron hace un año a su hija, entonces menor de edad, reciban una consignación penal, pues a un año de lo ocurrido los otros tres juniors continúan en total impunidad.

“No hay mucho que decir, que vea el personal (de la Fiscalía) el expediente y en ese momento los va a consignar. Sobran pruebas, hay elementos suficientes”, afirmó Fernández Torres.

Aunque el abuso sexual ocurrió en enero 2015, fue meses después que la hija de Fernández decidió contar a su hermana mayor y posteriormente al bachillerato privado donde estudia, el trauma psicológico del que fue objeto y que la orilló a callar durante varias semanas.

Fernández Torres ha justificado que se dilató en interponer la denuncia penal por las secuelas psicológicas que observó en su hija. Sin embargo, a través de un video que aún circula en redes sociales, se aprecia cómo los cuatro jóvenes admiten su responsabilidad en el abuso sexual.

Comentarios

Load More