Archiva España el caso de Humberto Moreira

MADRID (apro).- La Sala Penal de la Audiencia Nacional acordó archivar la causa que la Justicia española abrió contra Humberto Moreira, expresidente del PRI, por los presuntos delitos de blanqueo de capitales y participación en la banda criminal de Los Zetas.

El gabinete de prensa de la Audiencia Nacional ratificó esta tarde (hora española) la resolución que confirma el fallo del juez de instrucción Santiago Pedraz, con lo que se desestima el recurso presentado por la Fiscalía Anticorrupción.

El auto de la Sala Penal, firmado por los magistrados Ángela Murillo, Carmen González y Juan Francisco Martel, destaca que de las investigaciones de la Fiscalía y de la Policía española “no se extrae indicio alguno con la entidad suficiente para provocar una atribución delictiva en su conducta sujeta a comprobación”.

Añade: “Los datos que le incriminan no aparecen en las actuaciones y hacen referencia a los que del mismo alegan las autoridades de Estados Unidos en la comisión rogatoria remitida. Ningún indicio existente sobre su vinculación a algún cártel mexicano con ramificaciones en Estados Unidos dedicado al blanqueo de sumas dinerarias procedentes de actividades ilícitas, especialmente relacionadas con el narcotráfico”.

De igual manera, desecharon que las intervenciones telefónicas a Moreira durante su estancia en España arrojen elementos de sus vínculos con el clan de los González Treviño y con Juan Manuel Muñoz, ‘El Mono Muñoz’, este último detenido en España.

La resolución sostiene que queda acreditado que las transferencias de dinero son legales y que fueron “convenientemente documentados y explicados” por la defensa.

De acuerdo con el fallo, la investigación española contaba con los testimonios de dos personas involucradas con la trama, ahora testigos protegidos de Estados Unidos, pero emite una negativa a la petición de los fiscales para emitir una nueva comisión rogatoria a Estados Unidos para obtener más información.

El exgobernador de Coahuila fue detenido en Madrid el 15 de enero pasado, al arribar procedente de México, y permaneció en prisión durante una semana.

Posteriormente el juez Pedraz ordenó su excarcelación y le regresó el pasaporte, tras lo cual Moreira abandonó el país.

Al escándalo por la detención del exlíder del PRI se sumó la evidencia de que la embajada de México en España y la Procuraduría General de la República hicieron gestiones para apoyarlo expresamente, mismas en las que se extralimitaron.

Tras conocer la resolución, el exgoberndaor de Coahuila emitió un comunicado en el que resalta que “Humberto Moreira es inocente de blanqueo” y que “no tiene vínculo con el narcotráfico”.

También dio a conocer su decisión “de demandar a quienes han atentado contra su honor con falsas acusaciones”, porque se ha visto afectado “por calumnias, injurias, insultos y comentarios maledicentes”.

El comunicado del priista habla de la decisión de “sobreseimiento”, un término utilizado en el sistema judicial mexicano, aunque en España tiene que ver con archivar la causa.

El texto resalta las partes fundamentales de la resolución de la Sección 4 de la Audiencia Nacional, en la que confirma la decisión del Juzgado Central de Instrucción 1, que desestima el recurso de apelación interpuesto por el Ministerio fiscal en el caso Moreira.

Y asegura que su detención “carece de relación alguna con actividades ilícitas vinculadas al narcotráfico y al crimen organizado”.

Añade: “Los datos que le incriminan no aparecen en las actuaciones y hacen referencia a los que del mismo alegan las autoridades de Estados Unidos en la Comisión Rogatoria remitida. Ningún indicio existe sobre su vinculación a algún cártel mexicano con ramificaciones en Estados Unidos dedicado al blanqueo de sumas dinerarias procedentes de actividades ilícitas, especialmente relacionadas con el narcotráfico”.

Tampoco consta que en México “penda procedimiento penal alguno en que aparezca como investigado el señor Moreira Valdés”, cita el comunicado.

Sobre las transferencias bancarias a España, apunta que los magistrados señalaron que las empresas Unipolares y Espectaculares del Norte S.A. y Negocios, Asesoría y Publicidad Nuevo Milenio S.A., en la actualidad no gozan de actividad real, como al parecer mantienen dos periodistas, aparte de que existen documentos que lo desmienten; también debe recordarse que el período investigado abarca los años 2012 a 2014, teniendo lugar las transferencias de fondos a España en 2013”.

Comentarios