Emboscada contra opositores a exalcaldesa en Chenalhó deja 6 heridos

Rosa Pérez Pérez, exalcaldesa de Chenalhó. Foto: El Centinela Rosa Pérez Pérez, exalcaldesa de Chenalhó. Foto: El Centinela

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Indígenas tzotziles, simpatizantes de la alcaldesa destituida de Chenalhó, Rosa Pérez Pérez, atacaron con palos, piedras y balazos a hombres, mujeres y niños que regresaban de celebrar la toma de protesta del nuevo edil Miguel Santiz Álvarez, la tarde de este jueves en una comunidad de ese municipio de los Altos.

Luego de que retuvieron por más de 18 horas al presidente del Congreso local, Eduardo Ramírez Aguilar, quien es a su vez es líder estatal del PVEM, los indígenas de San Pedro Chenalhó celebraron, en la plaza central, con baile y comida la rendición de protesta del nuevo presidente municipal.

Un grupo de hombres, mujeres y niños que regresaban al ejido Puebla del mismo municipio fueron emboscados a tiros por presuntos seguidores de la exalcaldesa Rosa Pérez.

Al parecer los agresores son de la misma comunidad donde la mayoría simpatiza con la exfuncionaria, y sólo un pequeño grupo de esa comunidad respalda al nuevo alcalde ahora en funciones. Aunque no se pudo confirmar, se dijo que incluso las casas de los agredidos fueron incineradas como venganza por la derrota política.

Entre los heridos destaca Guadalupe Cruz Hernández, de 55 años, quien fue lesionada de bala en el abdomen. Y Vicencio Entzin Cruz, de 25, se reporta grave por golpes y contusión cerebral.

Además, Javier Cruz López también quedó herido por los golpes, al igual que Maurilio Entzin Cruz, de 35 años, quien resultó lesionado por golpes y de un balazo en un brazo. Y Domingo Entzin Cruz, de 60 años, resultó herido por golpes y pedradas.

Por los mismos hechos al Hospital de las Culturas fue ingresada Adriana Méndez Gutiérrez, de 14 años y originaria del ejido Puebla, quien presenta traumatismo craneoencefálico severo provocado por proyectil de arma de fuego, y su estado se reportó como crítico.

Esta tarde, en conferencia de prensa antes de conocerse los hechos violentos, el presidente del Congreso, Eduardo Ramírez Aguilar, dijo que no está molesto por lo que hicieron los habitantes de ‪‎Chenalhó, quienes lo retuvieron en la plaza central de ese municipio.

Aclaró que tampoco procederán judicialmente contra ninguno de los habitantes ni sus captores, y reconoció que Chiapas tiene profundas desigualdades que no han sido atendidas, y que espera que esto no se vuelva a repetir.

Agregó que, en afecto, él y otro legislador fueron llevados a la fuerza al municipio, pero no los trataron mal. En tono de broma, dijo que guardó la blusa como recuerdo de ese día que fue vestido de mujer. Y que incluso al final se puso a bailar con las mujeres indígenas en la plaza central.

Comentarios

Load More