“Graco Ramírez debe ser sometido a juicio político”: Solalinde

Sicilia, Solalinde y familiares de desaparecidos en las fosas de Tetelcingo, Morelos. Foto: Germán Canseco Sicilia, Solalinde y familiares de desaparecidos en las fosas de Tetelcingo, Morelos. Foto: Germán Canseco

TETELCINGO, Mor. (apro).- El caso Tetelcingo se puede comparar con el de Ayotzinapa porque tanto a escala federal como estatal, las autoridades “se quisieron confeccionar su verdad histórica alterando los procedimientos y cometiendo irregularidades”, aseguró el padre Alejandro Solalinde.

Entrevistado durante su visita al predio donde se localizaron las fosas clandestinas de la Fiscalía de Morelos, en este municipio, Solalinde dijo que el gobernador Graco Ramírez “se opuso a toda costa a develar la verdad”, pero aunque ponga obstáculos “saldrá a la luz”. Por ello, agregó, una persona “opaca y tramposa como él debe ser sometida a juicio político”.

De acuerdo con el director del albergue Hermanos en el Camino, los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Graco Ramírez “son iguales, están en lo mismo, están embarrados por todas partes”.

En relación con la reciente visita a Morelos del titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y su respaldo al gobierno de Ramírez, el defensor de los derechos humanos de los migrantes cuestionó: “¿Quién va a creer que el secretario de Gobernación es autoridad ética? ¿Quién lo va a creer? Sobre todo cuando ha sido y es el primer corruptor de México”.

El párroco señaló que las fosas de Tetelcingo son de la Fiscalía, no de la delincuencia organizada, como en otros estados, sin embargo –subrayó–, esto no hace diferencia.

“No hay diferencia entre las autoridades y el crimen organizado. Y lo podemos ver en las elecciones del próximo domingo 5. Ahí podemos comprobar cómo el crimen organizado está jugando también esa elección”.

En este sentido, sostuvo que la sociedad civil tiene que organizarse y sacar la cara por todos, porque “la ciudadanía tiene que darse cuenta de que la clase política no solamente no funciona, no sólo es ineficiente, sino que además está coludida con el crimen organizado”.

Antes, durante una misa celebrada bajo un árbol de guamúchil, que marca el límite del perímetro de las fosas, Solalinde aseguró que éstas “son producto no del diablo, sino de políticos sin ética, de autoridades sin moral ni ética, que son producto de la sociedad enferma en la que vivimos”.

Los gobernantes, los policías, los “malosos”, añadió, pasaron por una familia, por una escuela, por una Iglesia, “y no son malos, no son producto del diablo, son gente malformada que hace el mal”.

Flanqueado por Javier Sicilia, fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, así como de madres de desaparecidos y el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Alejandro vera Jiménez, Solalinde llamó a la unión y continuar la búsqueda de sus seres queridos, “porque hay que demostrarles a las autoridades que es posible cambiar este país”.

Por su parte, Valentina Peralta, de la Red Eslabones por los Derechos Humanos –acreditada como representante de las familias de las víctimas localizadas en las fosas–, informó que ha habido “una serie de marrullerías” en el trabajo de exhumación de los cuerpos por parte de la Fiscalía, cuyos funcionarios intentan a toda costa obstaculizar el trabajo de la sociedad civil y la UAEM.

En conferencia de prensa, la activista señaló que de la fosa han salido no sólo cuerpos, sino restos. Es decir que entre los cadáveres que fueron rescatados este miércoles, dijo, de pronto se exhumó una bolsa que contenía otras diez bolsas, en una de las cuales había una osamenta, mientras que las otras nueve eran partes de otros cuerpos que podrían ser amputaciones, pero también podrían ser desmembramientos practicados por criminales.

Peralta destacó que durante la jornada de este miércoles se exhumaron diez cuerpos e igual número de restos, con lo que se llegó a una cifra total de 94 cadáveres desde que iniciaron los trabajos en las fosas, el pasado 23 de mayo.

De la fosa A se rescataron 53 cuerpos y de la B van 41, cuyos trabajos iniciaron el pasado 30 de mayo.

Comentarios

Load More