Moreno Valle se cuelga medalla por triunfo de Gali; es “referéndum a favor de mi gobierno”, presume

Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla. Foto: Miguel Dimayuga Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla. Foto: Miguel Dimayuga

PUEBLA, Pue. (apro).- El gobernador panista Rafael Moreno Valle asumió el triunfo del candidato de su partido, Antonio Gali Fayad, como la determinación de los poblanos de dar continuidad al proyecto que inició en su administración para “transformar” Puebla y, según él, seguir por “el camino del progreso”.

“El único tema desde el punto de vista personal es la satisfacción de que el proyecto que hemos estado impulsando tendrá continuidad, que finalmente esa fue la tónica que se llevó a cabo en las campañas, de estar haciendo señalamientos al gobierno y tratando de hacer un referéndum, que qué bueno que se dio y con resultados favorables para la administración”, presumió.

El mandatario rechazó en cambio las acusaciones de intromisión que durante todo el desarrollo de los comicios hicieron en su contra los partidos opositores. “Yo no participé en el proceso, no fui a un solo evento del candidato”, justificó.

El mandatario poblano hizo una lectura de los procesos electorales realizados en distintas entidades del país ayer domingo, para resaltar que en la mayoría hubo alternancia y que sólo en Puebla se dio “un voto de confianza” para el actual gobierno.

“Obviamente, me siento satisfecho de que el proyecto de transformación que iniciamos, que hemos venido impulsando fue apoyado en 2013 dándonos una mayoría amplia en el Congreso, y el día de ayer, a través de la participación ciudadana se nos da ese voto de confianza”, expresó.

“Al final del día, la campaña se volvió un tema de decidir si se iba por el camino correcto o no”, insistió, “y entiendo como una gran responsabilidad que tendrá que asumir el próximo gobernador en términos de cumplir con la gente y continuar con la transformación de Puebla”.

Durante un acto llevado a cabo en el municipio de Huaquechula, Moreno Valle manifestó: “Agradecemos a los poblanos que apostaron por el proyecto de la transformación, por la opción de continuar por el camino del progreso”.

Asume PRI derrota y descarta impugnar elección

El dirigente estatal del PRI, Jorge Stefan Chidiac, reconoció la derrota de su partido en los comicios de este domingo, y también descartó la posibilidad de que vayan a impugnar los resultados que favorecieron al panista Antonio Gali Fayad.

Aunque insistió en que la elección estuvo plagada de irregularidades por la intromisión del gobierno estatal, el líder priista indicó que sólo agotarán las denuncias que se presentaron previo a las votaciones, para que “no se repitan en 2018”.

“Nosotros entendemos que no ganamos las elecciones”, admitió, “pero eso no quiere decir que estemos de acuerdo que en un estado como Puebla, de manera grotesca, se registren prácticas antidemocráticas del siglo XIX.

“Nosotros vamos a continuar con todas las acciones legales para que se sancionen esos delitos y no se repitan en el 2018”, advirtió el priista.

Aunque al cierre de las votaciones la candidata priista Blanca Alcalá Ruiz aseguró que la contienda electoral de este año pasará a la historia como la más sucia de la que se tenga memoria en Puebla, Chidiac dijo que el PRI decidió no impugnar los comicios para evitar un clima de “ingobernabilidad” en la entidad.

Con 99.6% de avance en el PREP, Gali, postulado por PAN, Panal, PT, Compromiso por Puebla y Pacto Social de Integración (PSI), tiene 805 mil 143 votos, que corresponden a 45.3% de los sufragios emitidos, mientras que Alcalá Ruiz cuenta con 596 mil 81, que equivalen a 33.5% de la votación.

Por su parte, el senador Miguel Barbosa, del PRD; consideró que aunque la candidata perredista Roxana Luna no obtuvo una amplia votación en las elecciones de este domingo, el sol azteca ganó en cuanto a recuperar su identidad como un partido de izquierda.

La lectura que dejan los comicios realizados ayer, señaló el legislador poblano, es que su partido no deberá hacer alianzas para el 2018 con la derecha, sino más bien con fuerzas de izquierda, entre las que no descartó a Morena.

Load More