Nuevo auto de formal prisión contra presuntos responsables de la fuga de El Chapo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México consideró que existen pruebas suficientes para dictar nuevamente el auto de formal prisión en contra de 11 exservidores públicos señalados como responsables de la fuga de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, ocurrida el pasado 11 de julio.

Entre los acusados está el exdirector general del penal del Altiplano, Valentín Cárdenas Lerma, y ocho elementos de la Policía Federal.

Al reponer el procedimiento, como lo ordenó el Quinto Tribunal Unitario del Segundo Circuito, el juez federal consideró que se acredita la probable responsabilidad penal de los 11 exfuncionarios.

El pasado 30 de mayo, dicho tribunal ordenó la reposición en la causa penal 55/201, por considerar que al rendir su primera declaración preparatoria no se precisó el nombre de los acusadores, los hechos materia de la acusación y las conductas que en concreto se atribuyen a los inculpados.

En el caso de siete de los procesados se ordenó la reposición del procedimiento, porque al tener intereses en contrario no podían ser representados por el mismo defensor particular, pues con ello se violaba su garantía de defensa adecuada, por lo que cada uno debía tener un defensor propio.

En cumplimiento a lo anterior, los días 2 y 3 de junio el juez de la causa recabó las declaraciones preparatorias de los 11 inculpados, y el 8 y 9 del mismo mes dictó los nuevos autos de formal prisión.

Hace dos días, en entrevista con Radio Fórmula, Alberto de la Cruz, abogado de los inculpados, aseguró que sus defendidos podrían salir libres este jueves, sin embargo, el Tribunal unitario aclaró que la reposición del procedimiento no implicaba la libertad de las 11 personas.

El abogado explicó como una ventaja que la magistrada del Quinto Tribunal Unitario consideró que para evitar violaciones al artículo 17 de la Constitución, las pruebas que fueron desahogadas quedan intactas.

Y dijo que a los policías federales que se desempeñaban como monitoristas no se les informó claramente quién realizó la imputación ni cuáles son las pruebas aportadas por el Ministerio Público de la Federación.

Comentarios